Policiales

Cinco detenidos tras detectar una canoa con 160 kilos de marihuana

La embarcación bajaba el río Paraná desde la localidad chaqueña de Barranqueras hacia Reconquista. La interceptó Prefectura Naval.

Sábado 12 de Octubre de 2019

Autos, camiones, colectivos, todos con doble fondo para esconder drogas. Incluso grandes barcos con compartimentos especiales para el transporte de estupefacientes. De esos casos, las crónicas policiales están llenas. Pero ahora se le sumó una sencilla canoa de pescador a la que manos artesanales le construyeron un doble casco para cruzar las aguas del río. Eso fue lo que detectó un control de Prefectura Naval al detener la pequeña embarcación a la altura del kilómetro 1.000 del río Paraná, a unos 80 kilómetros al norte de la ciudad de Reconquista, cargada con 160 kilos de marihuana.

La droga, según fuentes judiciales, estaba embalada en 147 ladrillos de diferentes pesos y envueltos en globos de piñata con distintos motivos festivos en el doble casco de la canoa.

La hipótesis del fiscal federal Roberto Salum y del juez federal de Reconquista Aldo Alurralde es que la barcaza salió desde la localidad chaqueña de Barranqueras y transitó alrededor de 200 kilómetros por el lecho del Paraná hasta ser interceptada en el tramo entre las localidades correntinas de Goya y Bella Vista y las santafesinas de Las Garzas y Villa Ocampo. Dos personas que viajaban con la carga fueron detenidas y otras tres fueron apresadas en allanamientos posteriores que se realizaron en Reconquista y Resistencia. El valor de la carga, dijeron los voceros, oscila los 10 millones de pesos.

Corte de ruta

"Logramos empezar a cortar la ruta fluvial de la marihuana", comentó ayer el juez federal Alurralde al valorar el resultado del secuestro de los 160 kilos de marihuana sobre el Paraná.

Fuentes allegadas a la investigación indicaron que desde principios de año el juez Alurralde y el fiscal Salum requirieron a Prefectura Naval Argentina que profundizara los controles sobre todo tipo de embarcación que circulara sobre el Paraná. La hipótesis que tenían los investigadores es que no sólo la droga llega a Santa Fe por la Hidrovía Paraguay-Paraná en buques de gran calado o en barcazas sino también en pequeñas embarcaciones.

Desde hace un año los investigadores tienen la ruta fluvial Resistencia-Reconquista bajo la lupa. Fue a partir de una investigación sobre una gavilla de distribuidores que actuaba desde el barrio chaqueños de San Pedro Pescador, en Colonia Benítez, ubicado a la vera de la cabecera oeste del puente General Manuel Belgrano que une Chaco con Corrientes.

Siguiendo los pasos de esa organización llegaron a una familia que vendía droga en el barrio La Cortada, en Reconquista. Primero esta familia se dedicó a la venta local. Pero la confianza hizo que decidieran expandir su negocio y redistribuir marihuana a otros puntos del norte provincial.

Con trabajos de inteligencia, escuchas y documentación fotográfica, investigadores la Delegación de Inteligencia Criminal e Investigaciones de la Prefectura Naval Reconquista lograron establecer que esta semana llegaría a la zona norte de esa ciudad una carga.

Así, el fiscal Salum gestionó ante el juez Alurralde una orden para que la nave fuera interceptada a la altura del kilómetro 1.000 del Paraná, una zona en la que el cauce se hace más angosto. Los prefecturianos estuvieron 48 horas esperando hasta que el jueves a las 10 de la mañana dieron con la canoa de casco azul francia que fue interceptada frente a la localidad correntina de Lavalle, pero sobre la margen santafesina del río.

En pareja

Conduciendo la barcaza iban Agustín Otmar T. y María Ana F., oriundos de Barranqueras, quienes fueron detenidos y puestos a disposición del juez Alurralde. Y al requisar la embarcación, los agentes descubrieron el doble casso y los 147 ladrillos de marihuana embalados en globos de piñatas.

A partir de las detenciones el juez federal Alurralde ordenó tres allanamientos. Dos en Reconquista y uno en Colonia Benítez, Chaco. En ésta última localidad, en el barrio San Pedro Pescador, se requisó una casa precaria ubicada a la vera de la ruta nacional 16, a metros de la cabecera oeste del puente General Belgrano. Allí fue detenido Agustín T., hijo de la persona que conducía la embarcación que llevaba la droga.

El muchacho tenía residencia en la localidad cordobesa de Los Reartes (Calamuchita). En la vivienda secuestraron dos celulares, 1.850 pesos, 102,48 gramos de marihuana y un motor fuera de borda de 30 HP marca Suzuki.

En tanto, en el barrio La Cortada de Reconquista fueron detenidos Alexis Nicolás M. y su hijo Marcelo Alberto M. Al segundo de los mencionados se le secuestraron tres celulares y una balanza de precisión. Los cinco detenidos quedaron a disposición del juez Alurralde y fueron indagados ayer, en presencia del fiscal Salum, acusados de tenencia de estupefacientes para comercialización.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario