Policiales

Chocaron la puerta con una moto, la rompieron y entraron a una casa a robar

Está madrugada se registraron dos "entraderas" en el barrio Carlos Casado. En uno de los asaltos, los delincuentes entraron a la vivienda usando la potencia de una motocicleta. 

Lunes 25 de Agosto de 2014

Una nueva modalidad de entradera fue accionada esta madrugada por un grupo de delincuentes que tomaron por asalto a una familia en una vivienda de Gálvez 2400. Los ladrones tomaban impulso con la motocicleta, la estrellaban contra el portón hasta que lo derribaron. Se llevaron el dinero que tenía en la billetera. Hubo otro robo similar a pocas cuadras, en Londres al 3000, donde se alzaron con electrodomésticos.
 
Gustavo no salía de su asombro al contar la violencia con la que tiraron abajo la puerta de su casa, le apuntaron con un arma y tan sólo se llevaron los pesos que tenía en la billetera. "Fue muy raro, tomaban carrera unos metros con la moto y avanzaba a toda velocidad contra el portón con la rueda delantera, así varias veces, retrocedía y avanzaba con la moto", relató a Canal 5.
 
"Lo que hice fue subir porque estaba mi familia arriba, a avisar que estaban queriendo ingresar a la casa y que llamen a la policía. Mi esposa se comunicó por teléfono, entonces bajé a ver que pasaba, a buscar el llavero de la alarma, y cuando estoy en el living, la persona ya había ingresado", expresó.
 
Gustavo describió que el ladrón ya se encontraba en el living de su casa y había otros afuera. "Lo que me pedía era plata. Me apuntó con un arma en la cabeza, me dice 'dame plata', le digo qué es lo que querés, porque semejante operativo, pero me insiste con que quiere plata, le entregué lo que tenía en la billetera y se fue, todo duró cinco minutos".
 
"Estoy sorprendido, no caemos en lo que pasó, estuvimos toda la noche sin dormir. Y queremos avisarle a la gente del modus operandi de este grupo, que actúa de esta manera, es la primera vez que me entero que actúan así", dijo para poner en alerta a otros rosarinos.
 
Segunda entradera en el barrio. En la casa de Jorge, en Londres al 3000, a pocas cuadras del otro asalto, sufrió una situación similar. Los ladrones alcanzaron a llevarse electrodomésticos.
 
"Aparentemente lo que hicieron fue pegarle patadas a la puerta. Me levanto, tenía dos tipos adentro, me apuntaban y me decían que no me moviera, me apuntaban con algo, pero yo no lo veía porque estaba oscuro. Me dicen que no me moviera, que me iban a quemar, en eso sonó la alarma", contó.
   
"Entonces le grita uno al otro que se vayan, se agarran el plasma y se van corriendo, apuntándome", dijo.
 
Cuando se van, se acerca a cerrar la puerta, y entonces sintió una explosión. "No sé si era de la moto o un tiro, no creo porque no había marcas. Se fueron rápido porque no les quedaba mucho tiempo ya que los de la alarma mandaban el Comando, bah aunque en realidad nunca llegó, fue después que vinieron cuando los llamamos nosotros".
 
"Lo que más te duele es como de golpe los tenés adentro de tu casa, como violan tu intimidad", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS