Policiales

Chaumont: "Son personas que salen al voleo, hoy le toca a usted y mañana a mí"

El secretario de Seguridad de la provincia salió a dar la cara en nombre del gobierno. La fiscalía ordenó medidas para dar con los asesinos del arquitecto Sandro Procopio.  

Miércoles 26 de Agosto de 2015

El día después del asesinato del arquitecto Sandro José Procopio transcurrió en medio de ese círculo vicioso que se genera cuando el daño ya fue causado y los investigadores tienen pocos elementos para dar en torno a las respuestas que la sociedad demanda. Así, mientras la familia Procopio iniciaba su duelo, la fiscal Marisol Fabbro explicó en una rueda de prensa cómo ocurrió el crimen del profesional y deslizó algunas medidas en curso para encontrar a los asesinos; y el secretario de Seguridad de la provincia, Gerardo Chaumont, salió a dar la cara en nombre del gobierno y dijo "que hay un sector de la sociedad que se siente impune, que no tiene miedo a morir ni a matar. Si la vida de ellos no vale, menos vale la nuestra. Y si sale mal, sale mal". Y sin ningún tipo de prejuicio agregó: "Salen al voleo, hoy le toca a usted, mañana a mí".

El crimen de Sandro Procopio, ocurrido el lunes a la tarde en Cerrito y Constitución y expuso nuevamente la realidad de la inseguridad que azota todos y cada uno de los barrios de la ciudad de Rosario. Un asesinato a plena luz del día, en un zona de clase media, a metros de una escuela, a 30 metros de la obra en construcción a la que la víctima se dirigía a trabajar y a la vuelta de la comisaría que tiene jurisdicción en el barrio: la 13ª.

El arquitecto, de 48 años y padre de un joven de 17 años que juega al fútbol en Italia, se sumó a la dura y trágica estadística de aquellas víctimas abordadas con extrema violencia y ejecutadas sin más razón que un leve forcejeo. Y la investigación de su crimen colocó sobre el tapete los escasos recursos humanos con los que aún cuentan los fiscales para llevar adelante las pesquisas.

Fracaso personal. Fue Gerardo Chaumont quien habló para poner en contexto político la muerte de Procopio. El secretario de Seguridad dijo a una radio local: "Cada vez que ocurre un homicidio, en lo personal es una cachetada que uno recibe como parte de este sistema de seguridad del que es responsable. Es un recordatorio de la impotencia, de todo lo que falta por hacer. Uno lo asume como un fracaso personal. Este hecho se inscribe en el marco de todos los homicidios que tenemos en la provincia y en Rosario. Escapa a una explicación lógica, no se puede justificar algo que es injustificable".

Al abordar específicamente el crimen del arquitecto, Chaumont dijo que no tiene "ninguna respuesta racional ni justificación para dar. Sería obsceno que trate de justificar un hecho de esta naturaleza bajo alguna acción que se ha llevado a cabo". Y reflexionó: "Si es gente (los delincuentes) que no tiene apego por su propia vida, tenga en cuenta si le va a importar la ajena. Es gente que ya sale jugada, a cara o seca se enfrenta con la policía, se enfrenta con quien sea. Si gana gana, si pierde pierde, pero está más allá de todo patrón que cualquier persona normal pueda entender".

"Obviamente que la policía está haciendo lo mejor que puede y bajo la dirección de la fiscalía interviniente, pero sobre la línea investigativa yo no estoy en condiciones de aportar mayores datos", agregó Chaumont.

Al hablar de las medidas que se toman desde su repartición para combatir el delito, Chaumonto dijo que "hay más de 15 mil detenciones hechas por parte de la policía en estos ocho meses. Y estos detenidos van desde acusados de homicidios hasta asaltantes. Lo que pasa es que esto no es suficiente, pero hacer se hace". Y cuando se lo consultó sobre los crímenes, dijo que "hay un accionar, lamentablemente posterior, pero hay un accionar".

"Tenemos un plan de trabajo, pero ésto no es de un día para el otro. Más del 60 por ciento de los homicidas están presos y un gran porcentaje está identificado y es buscado. Tarde o temprano el brazo de la Justicia los alcanza".

Búsqueda de pistas. Ayer la fiscal Marisol Fabbro hizo en rueda de prensa una descripción de cómo fue el asesinato de Procopio, lo que logró reconstruir a partir de testimonios y de las imágenes de una cámara de videovigilancia ubicada en la casa de un vecino y a unos 30 metros de la escena del crimen. "De las imágenes se advierte que dos hombres lo abordan e intentan sacarle sus pertenencias. Ante una leve resistencia de la víctima, uno de los delincuentes comienza a golpearlo en la cabeza con la culata del arma provocándole heridas en la nuca. Y posteriormente se ve cómo, mientras forcejeaba, el otro (delincuente) le dispara. Todo esto sucede por calle Cerrito. Luego los tres doblan por Constitución y se ve que Procopio cruza la calle e ingresa en la obra, que es adonde se dirigía", explicó la fiscal.

Sandro Procopio recibió un impacto de bala sobre el costado izquierdo de la cintura, con orificio de entrada sin salida. Además tenía un corte de un centímetro en la nuca, producto de los culatazos que debió soportar. El arquitecto no llevaba maletín ni bolso alguno. Y en las imágenes puede verse un auto de color oscuro, que podría ser un Ford Escort o un Volkswagen Senda o Gacel que aminoró la velocidad por Cerrito segundos antes de que pasara Procopio caminando. Y luego dobló muy despacio hacia Constitución. "Podrían haberse bajado de ese auto, aunque no se ve", afirmó Fabbro. Le robaron el celular y la billetera, dijo la funcionaria y anunció que su colega Pablo Pinto colaborará en la investigación.

Preocupación. Por su parte, el presidente del Colegio de Arquitectos rosarinos, Aureliano Saruá, manifestó en La Ocho que el homicidio del colega "es un hecho lamentable" y que, más allá de tratarse de un arquitecto, "es algo que sucede día a día con personas comunes. Cuando se la quiere robar algo ya no sólo se pasa a la violencia, el problema es que, una vez que la persona entregó todo, se la mata".

"La inseguridad es permanente y ha crecido como problema. Tiempo atrás nosotros pagábamos en las obras y hoy eso es imposible. Se implementaron diferentes métodos para hacerlo y eso sin contar los arrebatos o asaltos que sufren los obreros cuando van a trabajar. Les sustraen las herramientas, las bicicletas o cualquier elemento mientras están trabajando", concluyó.

La voz del Colegio de Arquitectos

El Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe - Distrito 2 Rosario, emitió un comunicado ante el crimen de su colegiado Sandro Procopio. En el texto el organismo se solidariza y se pone “a total disposición de la familia de la víctima en esta difícil situación”, pide “que se haga justicia por el compañero”, y reclama “que se encuentre y juzgue a los responsables del brutal hecho”. Además, el Colegio manifiesta el “deseo de que quienes tengan en sus manos nuestra seguridad la hagan efectiva, no solo por el bienestar de la comunidad ligada a la arquitectura, sino de la sociedad toda”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario