Policiales

Cayó en el sur santafesino por el crimen de un remisero

Un joven de 19 años fue detenido en la localidad de Diego de Alvear, en el extremo sur de la provincia de Santa Fe, por el crimen de un remisero que apareció en un camino...

Jueves 10 de Enero de 2008

Un joven de 19 años fue detenido en la localidad de Diego de Alvear, en el extremo sur de la provincia de Santa Fe, por el crimen de un remisero que apareció en un camino rural del noreste de Buenos Aires herido de dos disparos y cuyo auto luego fue hallado abandonado en un pueblo del sur santafesino.

  El chofer fue ultimado la madrugada del viernes 4 frente a una estancia de la localidad bonaerense de El Dorado, unos 100 kilómetros al sur de la vivienda donde anteayer fue arrestado por policías santafesinos.

  El procedimiento fue realizado por efectivos de la Unidad Regional VIII de Melincué y de la comisaría de Diego de Alvear. En una casa de ese pueblo del departamento General López fue detenido el martes a las 21 Lucio Alberto Benítez, de 19 años, quien quedó imputado de homicidio en ocasión de robo, a disposición de una fiscalía bonaerense.

 

La sospecha. La detención del muchacho había sido requerida por investigadores de la policía bonaerense a sus colegas de Melincué. Fuentes de esa jefatura señalaron a este diario que los efectivos bonaerenses obtuvieron la identidad del muchacho en base a testimonios recogidos en la investigación del crimen y presumían que podía estar alojado en el sur santafesino. Esa sospecha surgió, además, porque el auto de la víctima apareció abandonado en San Gregorio, un pueblo vecino a Diego de Alvear.

  Ante esa presunción, desde la Dirección Departamental de Investigaciones de Junín (la regional con jurisdicción en el lugar del crimen) libraron un exhorto con la identidad del muchacho requiriendo la colaboración de la policía local para detenerlo.

  El arresto se concretó el lunes a la noche. En la casa donde el muchacho estaba alojado con su pareja y un hijo de corta edad se secuestraron elementos que lo comprometen: una pistola 9 milímetros (como la usada en el homicidio) y un celular y un reloj que "pertenecen a la víctima", indicó un vocero. El arma será peritada para establecer si fue la usada en el crimen.

 

Frente a una tranquera. La víctima del homicidio fue Alberto Armando Cavaglia, un jubilado de 68 años que trabajaba como remisero en forma particular y vivía en la ciudad de Vedia, en el partido bonaerense de Junín, a 60 kilómetros al sur de Diego de Alvear por la ruta nacional 7.

  El remisero fue encontrado a las 8 del viernes frente a la tranquera de una estancia ubicada a 7 kilómetros de la ruta 50, cerca de la localidad de El Dorado. Unos peones que iban a un campo cercano lo hallaron herido y avisaron a la policía.

  Los efectivos lo trasladaron al Hospital Zonal de Junín. Presentaba un balazo en la región occipital del cráneo, un tiro en el abdomen y una herida en un brazo.

  En Vedia, los investigadores se entrevistaron con algunos testigos que aseguraron haber visto a las 3.30 del viernes a una pareja de entre 25 y 30 años abordar el remís de Cavaglia, un Renault 9 gris, con destino a El Dorado.

  En tanto, al inspeccionar la escena del crimen, los peritos de Policía Científica hallaron dos pares de anteojos de la víctima tirados en el suelo, un proyectil intacto 9 milímetros y dos vainas servidas del mismo calibre. También encontraron huellas de neumáticos y manchas de sangre.

 

El auto. A las 18 la policía recibió un llamado que indicaba que el remís estaba abandonado en San Gregorio, provincia de Santa Fe. En la parte trasera y el guardabarro los peritos en rastros también hallaron manchas que serían de sangre. Según fuentes de Melincué, al chofer le dispararon para sustraerle el celular, un reloj y dinero.

  La policía cree que Benítez, domiciliado en Carmen de Areco, buscó refugio en Diego de Alvear donde una familia "le prestó solidariamente una casa" para vivir. "Su ocupación es jornalero, pero no sabemos si estaba trabajando", dijo un portavoz de Melincué. Tras recibir el pedido de detención, "por el aporte de vecinos que notaron una situación rara" los efectivos consideraron que podía ser el sospechoso.

  Al implicado le abrieron una causa por tenencia de arma de guerra en un juzgado de Instrucción y ayer permanecía en la alcaidía de Melincué, a la espera de ser trasladado a Junín. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario