Policiales

Cayó por un robo el cómplice de un joven que murió linchado hace un año

Isaías Ducca volvío a ser detenido por robo, el mismo delito que ya le costó una condena. A su cómplice de aquella vez en barrio Azcuénaga, David Moreira, lo mataron a golpes.

Miércoles 25 de Marzo de 2015

Isaías Gastón Ducca, el muchacho de 21 años que había sido condenado a 3 años de prisión condicional en un juicio abreviado por su participación en el asalto a una joven ocurrido un año atrás y que derivó en el fatal linchamiento de su cómplice, David Moreira, regresará a la cárcel a raíz de que un juez penal le dictó la prisión preventiva por 20 días por el robo de la cartera a una mujer en un cruce del macrocentro de la ciudad. Ducca, que estaba en libertad condicional desde los primeros días de mayo, había sido sentenciado por aquel arrebato con trágico desenlace y un robo previo.

Ducca y Juan Alberto M., de 22 años, fueron detenidos el domingo a la noche durante una persecución que se prolongó varias cuadras. En la audiencia imputativa realizada ayer a la mañana, presidida por el juez Héctor Núñez Cartelle, la fiscal Valeria Piazza Iglesias relató que a las 22.30 de ese día los dos jóvenes se movilizaban en una moto y encañonaron con una pistola calibre 22, en la esquina de Rioja y Rodríguez, a la médica Verónica Eva D., a quien le sustrajeron una cartera negra con 120 pesos, el DNI, la credencial del Colegio de Médicos y el carné de conducir de la profesional.

La médica denunció el atraco a una patrulla policial que atinó a pasar por el lugar poco más tarde y los uniformados salieron tras los pasos de los ladrones. La persecución se inició en la esquina del atraco y continuó por varias calles y avenidas de la ciudad. Según la fiscal, en esa alocada carrera "cuando a los ladrones le dieron la voz de alto, el acompañante del conductor de la moto exhibió un arma de fuego".

Finalmente, cuando los fugitivos llegaron a San Juan al 4600 (en el cruce con pasaje Moss), el rodado derrapó y los dos ocupantes se desplomaron sobre el pavimento. En ese momento fueron detenidos por los policías. En poder de los ladrones los uniformados encontraron, según la fiscal Piazza Iglesias, la billetera robada a la médica y una pistola calibre 22 marca Bagual con cuatro cartuchos intactos y una vaina servida.

Pedido fiscal. La representante del Ministerio Público Fiscal requirió la prisión preventiva sin plazo de los imputados por los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego y resistencia calificada a la autoridad. En el caso de Ducca fundamentó su pedido en la condena que había recibido en el juicio abreviado por el hurto de una cartera a Agustina M., el 22 de marzo de 2014, cuando la mujer caminaba con su hija por Marcos Paz y Liniers. Ese día Ducca manejaba una moto Guerrero 125 roja en la que llevaba como acompañante a David Moreira. Al parecer este joven bajó de la moto para arrebatar la cartera de la mujer y cuando intentaban escapar rodaron por el pavimento. Al caer, Moreira fue perseguido por vecinos de barrio Azcuénaga y murió linchado. Un homicidio que, en una causa separada, investiga el fiscal Florentino Malaponte (ver aparte).

Ducca primero fue imputado del robo y le dictaron la prisión preventiva hasta que le otorgaron la libertad el 1º de mayo del año pasado. En el acuerdo aceptado por las partes fue condenado como autor de ese arrebato, catalogado como un robo simple, y de un hecho previo de robo calificado por el uso de un arma cuya aptitud para el disparo no pudo demostrarse.

La responsable de la acusación también señaló que Ducca estuvo acusado de otros cuatro robos calificados. Con relación a Juan M. indicó que en su prontuario aparecen los delitos de portación indebida de arma de fuego, lesiones y encubrimiento de robo. A su vez, según la fiscal, fue condenado por el juzgado de Sentencia Nº6 por tentativa de robo.

A su turno, los dos jóvenes imputados proclamaron su inocencia. Ducca dijo que "veníamos del Patio de la Madera de tomar algo cuando nos pararon en un control policial. Me defendí diciéndoles que estaba cumpliendo una condena, pero me tiraron al suelo y me mostraron un arma y una billetera". A su vez, Juan M. declaró: "Nos empezaron a seguir (los policías) y después nos pegaron patadas. No hicimos nada, el fierro (la pistola secuestrada) lo tiraron debajo de un auto".

Sin denuncia. El defensor público Diego Villar, que asistió a los dos acusados, afirmó que "es la primera vez que no tenemos víctimas (del atraco). No hay declaración de la mujer asaltada en sede policial. Tampoco en la fiscalía. Tampoco hay denuncia. Solamente tenemos un acta policial. La policía entrevistó a una mujer que no tiene identificación. Hay una supuesta billetera (sustraída), pero no sabemos si la robaron, cuándo fue o si la perdió", dijo el letrado.

Villar aclaró que la condena a Juan M. "es de 2003, cuando tenía sólo 9 años" y requirió que los jóvenes sean liberados. En forma subsidiaria pidió que la prisión preventiva no supere los 15 días". Con relación a Juan M. también requirió prisión domiciliaria con salidas laborales.

El juez Núñez Cartelle planteó la modificación de la calificación penal. Sostuvo que los acusados deben ser imputados de tentativa de robo calificada por el uso de arma y resistencia a la autoridad. "Los autores no pudieron disponer de los bienes sustraídos por lo tanto no quedó consumado el robo". Con relación a la segunda acusación, señaló que "desobedecieron la orden de detención de la autoridad. Entonces se trató de una resistencia mitigada", afirmó el magistrado. Y les dictó la prisión preventiva por 20 días a los dos jóvenes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS