Policiales

Caso Pichón Escobar: la fiscal recibió a la familia para darle explicaciones

Gerardo Escobar fue visto con vida por última vez el 14 de agosto a la 5.45 al salir de boliche La Tienda, en Tucumán al 1100. Y apareció sin vida en el Paraná siete días más tarde.

Sábado 29 de Agosto de 2015

Un día después de la multitudinaria marcha en la cual se reclamó el esclarecimiento de la muerte de Gerardo Pichón Escobar, sus familiares fueron convocados por la fiscal Marisol Fabbro, que investiga el caso del joven que tras siete días de búsqueda fue hallado sin vida en el río Paraná, cuando su último rastro fue al salir de un boliche ubicado en Tucumán al 1100.

Durante más de dos horas la fiscal estuvo junto a la hermana y una prima de Escobar para ponerlas al tanto de las actuaciones que se realizaron para esclarecer la oscura muerte del empleado de Parques y Paseos.

Luciana y María, hermana y prima de Gerardo respectivamente, recibieron la novedad de que la fiscalía ofició a los laboratorios de La Plata y Paraná (donde se realizan estudios complementarios de la autopsia) para que se agilicen los resultados que permitan obtener más certezas acerca de la causa de la muerte del joven.

La intención de Fabbro, según fuentes judiciales, también fue informarles lo que se hizo hasta el momento y contrastarlo con algunos rumores, datos y trascendidos que abonan diversas hipótesis.

La última vez. Escobar fue visto con vida por última vez el 14 de agosto a la 5.45 al salir de boliche La Tienda, en Tucumán al 1100. Y apareció sin vida en el Paraná siete días más tarde.

Según los testimonios, esa madrugada al salir del local el muchacho mantuvo un altercado luego de rozar y romper el retrovisor del auto de una empleada del boliche. En un video del negocio se observa que un patovica y otras dos personas salen con dirección a Sarmiento donde estaba Pichón.

El relato de ese patovica (un policía con carpeta médica) y otros testigos abonan la idea de que tras un incidente con un taxista y al ver un patrullero de la Policía Federal, Escobar se agachó tras unos autos y luego corrió por Sarmiento hacia Catamarca, donde no hay cámaras de videovigilancia.

Entre las hipótesis y trascendidos que circulan se habla de que fue golpeado por el patovica, que fue subido a un auto, y que el viernes que desapareció se detectó la señal de su celular en Uruguay y Vera Mujica (la zona donde vive el patovica que trabaja en el boliche y esa noche estuvo cerca de Escobar). Ello motivó allanamientos con resultado negativo. Sin embargo, y según arriesgó el defensor provincial Gabriel Ganón, "la policía está vinculada con el hecho directa o indirectamente".

Pocos datos. Además del silencio y la impunidad de varios sectores, lo cierto es que la investigación enfrenta una traba concreta. Nada se pudo rescatar de la observación de más de 200 horas de filmación de cámaras de videovigilancia, casi todas privadas, porque la oficial del Parque España se apaga a las 6.15.

Prueba de ello es que el propio secretario de Control y Convivencia Ciudadana Pablo Seghezo dijo que aportaron a la investigación "10 horas de grabación", un caudal mínimo si se tiene en cuenta la capacidad de monitoreo que debería tener la gestión local.

En tanto, se rastrean datos de calle y se esperan informes de GPS de los taxis que circularon por la zona ese día, de los móviles policiales que patrullaban la zona y de la autopsia, la muerte de Pichón Escobar sigue hundida un doloroso misterio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario