Policiales

Caso Beroiz: aclara un empleado

Un trabajador del Sindicato de Camioneros de Santa Fe manifestó ante este diario que no está implicado en ninguna línea investigativa en torno del asesinato del ex secretario general de esa entidad, Abel Beroiz, ultimado en el garaje del Automóvil Club Argentino (ACA) de la plaza Montenegro el 27 de noviembre pasado.

Miércoles 09 de Enero de 2008

Un trabajador del Sindicato de Camioneros de Santa Fe manifestó ante este diario que no está implicado en ninguna línea investigativa en torno del asesinato del ex secretario general de esa entidad, Abel Beroiz, ultimado en el garaje del Automóvil Club Argentino (ACA) de la plaza Montenegro el 27 de noviembre pasado.
  Mario Ismael López sostuvo que el 21 de diciembre pasado se presentó ante el juzgado de Instrucción Nº 13, que investiga el caso, donde, con la finalidad de ponerse a disposición de la causa 885/07, abierta a raíz del crimen del líder sindical. Según afirma, se le informó “que al juzgado no le interesa mi persona y que no estoy comprometido con línea investigativa alguna”.
  López había sido referido a este diario por dos fuentes cercanas a la causa y mencionado en una nota publicada el 16 de diciembre en la que se decía que no pertenece al Sindicato de Camioneros, que acompañaba al secretario adjunto Raúl Luna “fuertemente armado” y que se movilizaba en un Fiat Palio.
  “Nunca porté arma alguna y trabajo en el Sindicato de Camioneros de esta ciudad hace tres años con relación de dependencia. Asimismo también quiero aclarar que no pertenezco a ninguna lista interna del sindicato como la lista verde la cual sería conspirativa”, sostuvo López, quien no hizo referencia al Fiat Palio mencionado en el artículo, y que sostuvo que el contenido de la nota periodística lo afecta por ser “agraviante e inexacta”.
La causa. Beroiz fue asesinado de tres balazos e incontables puñaladas en la cochera del ACA. Por su homicidio fueron detenidas dos personas que quedaron imputadas de encubrimiento del autor material del crimen, que la policía atribuye a Raúl Flores. Por la autoría intelectual del crimen no hay ningún imputado y tampoco nadie fue citado a declarar. Pero la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y el tribunal que investiga el caso valoran como hipótesis primordial que la motivación provino de desavenencias en el ámbito provincial del gremio de los camioneros.
  La fiscal del caso, Rita Schiappapietra, mencionó que un llamado vincula a un miembro del gremio con el sospechado de autor material.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario