Policiales

Casación rechazó anular operativos en los que el juez Vienna encontró drogas

Fueron allanamientos contra presuntos integrantes de la banda de Los Monos. De esta manera el pleito jurídico queda cerrado por la Cámara Nacional de Casación Penal.

Viernes 22 de Agosto de 2014

La Cámara Nacional de Casación Penal rechazó un pedido de fiscales federales de primera instancia de Rosario para que dos operativos realizados contra presuntos integrantes de la banda de Los Monos en los que se secuestraron drogas fueran declarados nulos. La decisión desconoce el planteo de que el juez que impulsó aquellos allanamientos había originado con su intervención, en ese análisis, la insalvable caída de las actuaciones. El efecto jurídico es que las causas llevadas adelante por la Justicia provincial contra ese grupo por delitos comunes, como homicidios o abusos de armas, resultan validadas. Aunque las investigaciones por las drogas incautadas en esas acciones deberán seguir su curso en la Justicia federal.

La Sala 4 del tribunal de Casación confirmó, por lo tanto, los criterios adoptados por el juez federal Marcelo Bailaque primero y por la Cámara Federal de Rosario después, no aceptando el planteo de los fiscales federales Juan Patricio Murray y Federico Reynares Solari. Estos alegaban que el juez provincial Juan Carlos Vienna incurrió en ilegalidad al haber instado sin ser competente esos allanamientos en los que se encontró droga, acciones que según ellos por ese motivo debían anularse. También afirmaban que el avance de Vienna sobre esos objetivos había interferido o arruinado investigaciones que ellos tenían en curso por entonces.

El fiscal de Casación Javier De Luca dictaminó que los procedimientos ordenados por Vienna quedaron avalados desde el momento en que este juez se declaró incompetente girando las actuaciones relativas a drogas a la Justicia federal. Desconoció, por consiguiente, el pedido de los fiscales para invalidar esos allanamientos, ocurridos en mayo de 2013 en los barrios Tablada y 17 de Agosto, frente al Casino City Center.

Tras aquel dictamen, la Sala 4 de la Cámara de Casación, con los votos de Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, valoró que De Luca había desistido de modo fundado de la queja de los fiscales rosarinos en la causa caratulada "Recurso de queja de Bustos, Cristian Hernan por infracción a la ley 23.737". La resolución, fechada el 30 de junio pasado, convierte al trámite en un caso cerrado.

La discusión.El dictamen del fiscal de Casación es el que clausura la discusión. De Luca analiza que el origen del pleito es una orden de un juez provincial en una causa donde se investigaba un homicidio, el de Martín "Fantasma" Paz, con el objeto de secuestrar, entre otras cosas, "estupefacientes, elementos para fraccionar, balanzas".

De Luca reconoce que los fiscales tienen razón en tanto eso no era competencia del juez Vienna y que los elementos enumerados en su orden sugieren que buscaba estupefacientes o esperaba encontrarlos. El hallazgo de esas sustancias no fue accidental, sino que fue resultado de una acción encaminada a ese fin. Pero esa irregularidad, para De Luca, se reparó en tanto el juez provincial remitió las actas de la droga encontrada a la Justicia federal.

Argumentos. "Los fiscales plantean que hay un vicio de origen del procedimiento y que debía caer toda la evidencia. Yo lo que encuentro es que se secuestró droga y el juez provincial se declaró incompetente. Si hubo un proceder viciado del juez provincial quedó subsanado en tanto ese mismo juez envió lo secuestrado al tribunal federal que sí es competente", dijo De Luca a este diario.

"No tiene sentido declarar nulo ese procedimiento. Si al avanzar sobre este asunto el juez provincial arruinó una investigación en marcha del tribunal federal, cosa que los fiscales solo enuncian, el hecho de que se anule aquel procedimiento no repara el problema. Con la nulidad no ganamos nada, no subsanamos nada, más cuando el juez provincial se declara incompetente y se desprende de lo que tiene que ver con drogas", agregó.

El efecto de esto, afirma De Luca, es que todos los procedimientos quedan validados, tal como estimaron el juez federal Bailaque y la Sala A de la Cámara Federal de Rosario, cuyas resoluciones están firmes. Como consecuencia las causas ligadas a drogas seguirán bajo control de las fiscalías federales y los delitos ordinarios adjudicados a los mismos grupos (homicidios, abusos de armas, extorsiones, daños) en la esfera del juez Vienna.

Igualmente la Cámara Federal de Casación no tiene ninguna fuerza vinculante sobre los trámites desarrollados en la Justicia provincial. En ese ámbito hasta ahora los tribunales de alzada confirmaron las investigaciones impulsadas por Vienna en la llamada "Causa de Los Monos", donde hay 36 personas procesadas por asociación ilícita. Pero una declaración de nulidad de los operativos, que es lo que no ocurrió, habría dejado en pie un posible conflicto positivo de competencia entre la Justicia federal y la Justicia provincial por estas causas.

No se trata de una discusión jurídica caprichosa. En efecto Vienna, al pedir el allanamiento, incorpora elementos que hacen presumir una incursión en un terreno que no le corresponde. Pero según De Luca nunca avanza sobre la temática de drogas. Frente a esto Vienna adujo que no ordenó encontrar droga sino que los operativos que pidió se dieron en causas en las que se investigaban delitos provinciales, como por ejemplo homicidios que aparecen vinculados.

Otra sala, otro caso. Hace poco más de una semana, la Sala 3 de la Cámara de Casación (conformada por Eduardo Rafael Riggi, Liliana Elena Catucci y Ana María Figueroa) había aceptado un pedido del fiscal Murray que reclamaba investigar, junto a una causa por narcotráfico, delitos tales como homicidios, lesiones o amenazas, que consideraba conectados al fenómeno central del comercio de drogas. Fue en el marco de una causa que se originó en un ataque a balazos sufrido en enero de 2013 por tres militantes del Movimiento Evita en el barrio de Nuevo Alberdi. Sobre esa resolución, este diario publicó una nota el 14 de agosto que generó una fuerte polémica política.

En el caso ahora desestimado la discusión fue distinta: no sólo por la acumulación de las causas, sino para que se rechazara la validez de los allanamientos en la llamada Causa de Los Monos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS