Policiales

Capturan a un narco jujeño que estaba prófugo desde 2015

El jujeño José Miguel Farfán, acusado de ingresar cocaína al país en avionetas desde Bolivia y de sobornar a un juez federal, fue detenido en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra tras cuatro años de búsqueda.

Viernes 15 de Febrero de 2019

El jujeño José Miguel Farfán, acusado de ingresar cocaína al país en avionetas desde Bolivia y de sobornar a un juez federal, fue detenido en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra tras cuatro años de búsqueda. La captura del hombre de 58 años apodado "El Chapo Guzmán" del cono sur, en referencia al recientemente condenado narco mexicano que lideraba el Cártel de Sinaloa, se concretó tras una investigación de la policía de Bolivia y Gendarmería Nacional.

El ministro de Gobierno boliviano, Carlos Romero, explicó en una conferencia de prensa que la detención de Farfán, bautizada "Operación luna rosa", se logró "luego del cotejo de datos y comunicaciones del entorno familiar" del prófugo. Y agregó: "Esta persona abandonó de forma irregular la República Argentina y ha obtenido dos cédulas de identidad y fraguado sus datos".

Condenado

Farfán, oriundo de Ledesma (Jujuy), había sido condenado por la Justicia de Salta por "transporte de estupefacientes con fines de comercialización" por traficar 400 kilos de cocaína como líder de una banda que ingresaba la droga al país en aviones que aterrizaban en pistas clandestinas. Luego, otra parte de la organización preparaba la cocaína en Buenos Aires y la enviaba a Europa.

Además, Farfán está imputado en la causa que juzga al ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso, por conformar y liderar una asociación ilícita que, desde el propio juzgado y mediante abogados, cobraba dádivas para beneficiar a narcos.

En ese expediente se dio por acreditado que Reynoso había dejado en libertad a Farfán previo pago del soborno y luego ordenó su detención, pero ya se había escapado.

Además, según se probó en un juicio en 2016, el narco jujeño fue quien le pagó una coima al ex juez de Ejecución Penal José Antonio Solá Torino para levantar la orden de captura que pesaba en su contra.

A Farfán lo condenaron a cinco años en 1999 pero se fugó en 2003 aprovechando una salida transitoria, momento en el cual pagó la coima. Fue recapturado en 2009 y le otorgaron la excarcelación, pero no se presentó a declarar en el juicio a Solá Torino y nuevamente quedó prófugo en 2015 hasta ayer.

En escuchas telefónicas, Farfán y sus cómplices conversaban sobre las gestiones realizadas ante "Toto" o "Gordo", como se apoda el juez Solá Torino, para dejar sin efecto la orden de captura que recaía sobre el primero. Farfán manifestó que ya estaba cansado de las distintas exigencias de "Toto", a quien dijo que le había pagado para el levantamiento de su captura. Por esa causa el ex magistrado fue condenado en 2016 a seis años de prisión por cohecho pasivo y se le aplicó una multa de 90 mil pesos.

Farfán lideraba una banda que ingresaba cocaína desde Bolivia en avionetas y la llevaban a Buenos Aires

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});