Policiales

Buscan a sospechoso por un doble crimen

Se trata de un hombre que llegó en bicicleta a una plaza de La Granada y mató a dos jóvenes

Domingo 22 de Julio de 2012

Los investigadores policiales de un doble homicidio ocurrido el viernes a la tarde en la zona sur están tras los pasos de un sospechoso que hasta anoche no había sido localizado. Al parecer, según sostuvo un vocero policial, el móvil del ataque a balazos que terminó con la vida de Héctor Miguel Gómez y la de Diego Martín Fernández sería una venganza. Esta hipótesis tiene que ver con que las víctimas, reveló la fuente, tenían prontuario abierto por diferentes delitos.

El doble homicidio ocurrió en La Granada, una humilde barriada que se levanta detrás del casino City Center, donde abundan casillas precarias y un racimo de casas de material. Los pesquisas reconstruyeron los momentos previos al violento incidente a partir del testimonio del padre de Gómez.

El hombre relató a los uniformados que pasado el mediodía del viernes su hijo fue a una plazoleta situada en el cruce de Arrieta y el pasaje 518 a compartir un asado con unos amigos. En ese lugar también estaba Fernández, el otro muchacho fallecido.

A la tarde. Al parecer, alrededor de las 4 de la tarde, mientras los amigos comían achuras y una tira de asado, apareció un hombre en una bicicleta. "Apenas llegó esta persona, primero conversó con Gómez, pero después extrajo un arma de entre sus ropas y le disparó dos balazos", explicó una fuente de la sección Homicidios, a cargo de la investigación del caso.

Los proyectiles le atravesaron la zona dorsal derecha y el hombro a Gómez. Acto seguido, el agresor se encaminó hacia donde estaba Fernández y pulsó nuevamente el gatillo del arma que portaba. El hombre se derrumbó cuando un tiro le perforó el tórax.

Al hospital. Malherido, Fernández fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde su vida se apagó a las 18.30 mientras lo estaban operando.

Por su parte, a Gómez lo subieron a un auto y lo llevaron al hospital Roque Sáenz Peña. En ese caso, los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida también resultaron infructuosos.

Un dato. Los pesquisas iniciaron la investigación y recogieron un dato aportado por un testigo que les permitió orientar la investigación. "Fue Pototo", le dijo alguien a familiares de uno de los hombres asesinados. Sin embargo, hasta anoche los investigadores no habían identificado fehacientemente al autor de los disparos.

"No hay personas que hayan visto lo que ocurrió. El hermano de una de las víctimas dijo que estaba durmiendo y se despertó cuando escuchó las detonaciones. Se levantó y vio al hermano herido", explicó el vocero policial. En tanto, el padre de Fernández les dijo a los pesquisas no saber quién abrió fuego.

El vocero policial señaló que los motivos del ataque "hay que buscarlos en un ajuste de cuentas". Y para fundamentar esta teoría indicó los antecedentes penales de los hombres fallecidos.

En este sentido, recordó que Fernández tenía una orden de captura porque había utilizado el beneficio de las salidas transitorias de la cárcel de Piñero y no había regresado, aunque no precisó por qué delito cumplía una condena en ese presidio. También en su prontuario aparecían antecedentes penales por portación de arma de fuego, robo calificado y homicidio simple.

Por su parte, Gómez estaba acusado de robo calificado, extorsión y amenazas coactivas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario