Ataque mafioso

Bullrich dijo que Los Monos pagan hasta 5 mil pesos para balear una vivienda

Lo sostuvo en base a datos recibidos el viernes en el MPA. Afirmó que el clan liderado por la familia Cantero contrata gente que no es de la banda.

Martes 21 de Agosto de 2018

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dijo que integrantes de la Banda de Los Monos pagan entre 2.500 y 5 mil pesos para balear frentes de viviendas con propósitos de amedrentamiento y que para estos objetivos utilizan mano de obra que no pertenece al grupo. Para la funcionaria, con estos atentados los ideólogos buscan generar "una condición de pánico para que las personas y los jueces no se animen a juzgar y los testigos no hablen. Trabajamos para demostrar que hay un Estado nacional y provincial que trabaja en desarmar lo que pueda quedar de esa banda", sostuvo.

"El mecanismo de ataque a objetivos relacionados con el Poder Judicial es simple y perverso ya que las personas detenidas no pertenecen a la banda y son contratadas para esta tarea", remarcó la titular de la cartera nacional de Seguridad. "Queremos evitar que (Ariel Máximo Guille) Cantero siga manejando las cosas desde la cárcel", afirmó la ministra a la radio LT8. Bullrich consideró que los juicios que condenaron a los lideres de Los Monos "han generado una saga de tiroteos en distintas partes de Rosario intentando amedrentar a jueces".

El origen del dato

La información que volcó la ministra surge de un informe reservado llegado al Ministerio Público de la Acusación (fiscales provinciales) el viernes pasado que ese organismo aspiraba a mantener en secreto. Los datos indican concretamente que para el ataque del 27 de julio en calle Zeballos al 2500, una casa que perteneció al padre de la jueza Marisol Usandizaga, se pagó esa cantidad. También hubo alusiones en el reporte llegado al MPA sobre una moto con la que se realizó el ataque, que es coincidente con una Honda XRE300 que fue secuestrada en uno de los allanamientos del sábado, en un domicilio de Virasoro y Constitución. El dato en posesión de los fiscales indicaba que tanto el que manejaba la moto como el que disparó recibieron por igual 2.500 pesos. Esa es la información a la que accedió Bullrich y que decidió difundir.

La funcionaria nacional destacó el trabajo conjunto con las fuerzas de seguridad de la provincia de Santa Fe. "En los últimos días tuvimos varios detenidos vinculados a esto. Estamos haciendo investigaciones profundas para llegar a los responsables", dijo. No obstante esos tres detenidos ubicados por la Policía Federal no pudieron ser llevados a audiencia imputativa porque no se encontraron elementos relevantes que los vincularan a los ataques por lo que fueron liberados. Un comunicado oficial del Ministerio de Seguridad indicaba el sábado que uno de los detenidos había confesado ser autor de los disparos contra el Centro de Justicia Penal. Sin embargo esto no fue convalidado con ninguna prueba, ni tampoco nadie se autoincriminó, lo que derivó en la liberación de los demorados.

Bullrich reveló el mecanismo de los ataques marcando la responsabilidad del clan Cantero. "El sistema es simple y perverso: pagan y los otros van y tirotean un determinado lugar, mandados directamente por Los Monos".

"Tenemos información de que se trata de gente que puede no pertenecer a este clan y es contratada por dinero, que tiene una moto, un auto, y va y balea. Algunos no tienen antecedentes. Pudimos determinar que no necesariamente estas personas pertenecen a la banda, entonces se hace más complejo, estamos cubriendo todas las partes céntricas de Rosario donde puedan ocurrir, son muchos objetivos, trabajamos para tratar de prever esto con un comando unificado", agregó Bullrich.

El informe al que hizo mención Bullrich también alude a que en el grupo que realiza los atentados hay participantes de origen colombiano. Uno que compra balas cada tres días y otro que se encarga de manejos de dinero.

Ahora, narcotráfico

En lo que hace al trámite por transporte y comercialización que en el ámbito federal afrontarán miembros de la banda desde el 20 de septiembre, con 39 acusados, la ministra sostuvo: "Ahora empieza el juicio por narcotráfico. Es un juicio muy importante también, desde las penas hasta la cantidad de involucrados. Estuvimos hablando muchos con los jueces y las personas que son liberadas con prisión domiciliaria. Hay que tener cuidado con eso, (su seguridad) es un trabajo en equipo, espero que podamos lograr calmar esta situación". El caso aludido es el llamado "Los Patrones" que tiene a Ariel Máximo "Guille" Cantero como uno de los jefes organizadores.

En lo que hace puntualmente a las balaceras, la ministra sostuvo que "hay un equipo tanto de la Nación como de la provincia de Santa Fe que trabaja en la investigación. Tuvimos varios detenidos el fin de semana y varios allanamientos. Estamos ayudando al ministerio de Seguridad de Santa Fe a salir adelante".

La ministra dijo que "se trabaja en equipo con las fiscalías que llevan adelante estas investigaciones, hay un ida y vuelta de la información que se obtiene para lograr detener a las personas. Sabemos que estamos trabajando para tener más y mayor vigilancia en los lugares donde se pueda dar algún tipo de atentado o tiroteo, pero se van corriendo; es un segundo, una ráfaga. Estamos permanentemente detrás".

En busca del pánico

Para la ministra estos hechos buscan "generar una condición de pánico para que las personas los jueces no se animen a juzgar y los testigos no declaren. Trabajamos para demostrar que hay un estado nacional y provincial que trabaja en desarmar lo que pueda quedar de esa banda, que están todos sus cabecillas presos, y tenemos que desarmar esta capacidad de comprar a personas que realicen este tipo de tiroteos".

Bullrich dijo que "estamos en el tema, preocupados para parar esto, sabemos que viene uno de los juicios mas importantes de la historia argentina en cuanto al narcotráfico, por la envergadura que ha tenido este clan de Los Monos y que tenemos que ser muy firmes en esta investigación y en todos los que son partes. Hemos hablado con los jueces federales y fiscales y vamos a seguir adelante, creemos que vamos a poder desarmar total y absolutamente esta banda y calmar a la ciudad", concluyó.

La funcionaria estuvo en Rosario el pasado viernes 10 junto al gobernador Miguel Lifschitz. Al momento que ambos daban una conferencia de prensa en la Gobernación se conocía un último ataque a balazos contra un edificio contiguo a donde tiene su casa Horacio Usandizaga, padre de la jueza que integró el tribunal que condenó a líderes de Los Monos en abril último.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});