Policiales

Barrio Luis Agote: les robaron $ 250 mil cuando llegaban a su casa tras un viaje

Un matrimonio fue asaltado en pasaje Masón al 3200 (Vera Mujica al 400) ayer a la mañana por tres maleantes con datos precisos. Gatillaron dos veces un arma en la cabeza de una víctima.

Miércoles 13 de Abril de 2016

Los vecinos de barrio Agote sienten que no tienen paz. Ayer, a las 9.45, una pareja fue interceptada por tres hombres armados cuando regresaban a su vivienda de pasaje Masón al 3200 (Vera Mujica al 400) tras realizar un viaje. Los delincuentes, parece, contaban con información precisa respecto al contenido de un maletín que llevaba el dueño de casa en el cual, extraoficialmente había unos 250 mil pesos en efectivo. "A mi marido lo tiraron al piso y uno de los ladrones le gatilló dos veces el arma (una pistola calibre 9 milímetros) en la cabeza. Pero el tiro no salió. Al ver eso, me tiré sobré él para protegerlo y me pegaron un culatazo", narró Viviana, una de las víctimas.

La mujer y su familia viven en pasaje Masón al 3200, una cortada angosta consumida por el estacionamiento de los vecinos, que corre paralela a calle Tucumán y que se extiende desde Iriondo hasta Francia. Ella y su pareja tienen una empresa de transportes para turismo. La vivienda de dos plantas en la que habitan cuenta con alarma, un detalle que los delincuentes conocían a la perfección. "Todo el mundo sabe en el barrio que nosotros volvemos los martes más o menos a esta hora", comentó la mujer, en medio de una crisis nerviosa tras ser asaltada.

Mal estacionado. Según se pudo reconstruir del diálogo con Viviana y algunos vecinos, a las 9.45 la pareja estacionó su utilitario gris frente al garaje de la casa. Entonces, a la mujer le llamó la atención que había un auto blanco estacionado en doble fila a metros de su casa. Su marido bajó y fue a la parte trasera del vehículo para sacar el equipaje, entre ello un maletín donde llevaban dinero y los papeles del rodado. "Abrí la puerta y llamé a la señora que trabaja en casa. En eso, de la nada apareció una Zafira (Citroën) de la que bajaron tres tipos armados. Todos vestían de oscuro, como si fueran policías o empleados de una agencia de seguridad. Estaban impecables y hasta olían a perfume. Todos llevaban armas relucientes, calibre 9 milímetros como las que usa la policía", aportó Viviana.

"Yo estaba adentro y atiné a esconderme. A mi marido lo tomaron por atrás, como que lo abrazaron y lo metieron en la casa, donde también estaba la señora que trabaja con nosotros. Fue tan violento como lo empujaron que rompieron una maceta en el hall", contó Viviana. "Uno de ellos me pedía mi bolso. Yo le dije que no tenía nada. Y el que tenía a mi marido en el suelo le gatilló la pistola en la cabeza pero el tiro no salió. Al ver eso quise tirarme arriba de él para protegerlo y me golpearon con la culata del arma. La señora que trabaja en casa también fue golpeada y tuvo un pico de presión", narró Viviana.

Una vez que los ladrones se aseguraron el maletín, salieron disparados, subieron al Citroën Zafira e intentaron escapar por Masón hacia Crespo pero el auto en doble fila se lo impidió. Entonces dieron marcha atrás, rayaron un Ford Fiesta que estaba estacionado, y escaparon por Vera Mujica al norte. El auto fue abandonado a pocas cuadras del lugar y se presume que allí los esperaba otro vehículo con el que continuaron la fuga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario