Policiales

Barreda cumpliría prisión domiciliaria desde la semana que viene

El odontólogo Ricardo Barreda, condenado a reclusión perpetua por asesinar a su familia, gozará la semana próxima del arresto domiciliario si son favorables los informes del Servicio Penitenciario y el socio ambiental que se le hará en el domicilio en el que cumplirá la condena. Hoy se llevó acabo una audiencia donde el odontólogo comunicó dónde y con quién vivirá.

Viernes 09 de Mayo de 2008

La Plata.- El odontólogo Ricardo Barreda, condenado a reclusión perpetua por asesinar a su familia, gozará la semana próxima del arresto domiciliario si son favorables los informes del Servicio Penitenciario y el socio ambiental que se le hará en el domicilio en el que cumplirá la condena. Hoy se llevó acabo una audiencia donde el odontólogo comunicó dónde y con quién vivirá.

Barreda, que en 1992 mató a escopetazos a su mujer, su suegra  y sus dos hijas, fue trasladado hoy a los Tribunales penales de La Plata donde la Sala I de la Cámara Penal le informó los requisitos  que debe cumplir para obtener el arresto domiciliario con el que  lo benefició el Tribunal de Casación Penal.

“La audiencia de hoy fue a los fines de comunicarle a Barreda que se le había otorgado el arresto domiciliario y por eso le preguntamos si tenía dónde vivir y quién lo va a asistir y él nos dio esos datos que ahora tenemos que corroborar”, explicó el presidente de la Sala I, Luis Soria.

El magistrado detalló que además “se requerirá un informe socio-ambiental sobre el domicilio que fijó para cumplir la pena y  uno al Servicio Penitenciario bonaerense para que determine cómo  es su conducta intramuros”.

Adelantó que además, para el lunes la Cámara convocó a la  mujer que sería la pareja del odontólogo y que vive en el barrio porteño de Belgrano, donde Barreda tiene previsto cumplir con el  arresto domiciliario.

Aclaró que la Cámara “tiene que cumplir con lo que dice el Tribunal de Casación y que sólo se van a limitar a que el  odontólogo cumpla con los requisitos que exige la ley”.

Soria, que integra la Sala I junto a María Oyhamburu y Ricardo  Szelagowski, tiene la particularidad de ser el único integrante  del Tribunal que condenó a Barreda en 1995 a la pena de reclusión  perpetua.

Precisó que el arresto domiciliario “implica que no puede  alejarse bajo ningún concepto de la vivienda que fijó para cumplir  la pena” y descartó que se le imponga la denominada “tobillera  magnética” para controlar sus movimientos.

Barreda fue trasladado a los tribunales esta mañana desde la  cárcel de Gorina donde se encuentra alojado, a unos 15 kilómetros  de La Plata, y permaneció ante los jueces por unos 10 minutos,  según explicó su abogado defensor, Eduardo Gutiérrez.

Según el letrado, el múltiple homicida preguntó a los jueces  si “el arresto se cumplimentaba directamente o debía aguardar  algún tipo de informes” y graficó que luego “se retiró tranquilo”  nuevamente al penal de Gorina.

Precisó que las diligencias solicitadas por la Cámara “podrían  demorar unos días” por lo que estimó que la semana próxima el   odontólogo podría pasar a cumplir la pena en el domicilio que se fije.

La resolución del Tribunal de Casación de otorgar el arresto  domiciliario al cuádruple homicida debido a que tiene más de 70  años, su conducta “excelente” dentro del penal y el tiempo que  lleva preso, generóá))oémica porque se trata de un condenado y no  de una persona procesada.

Por eso, el fiscal del Tribunal de Casación Penal, Carlos  Altuve, presentó hoy un recurso de revocatoria en el que solicitó  se anule la medida y se mantenga a Barreda en prisión.

En su escrito, Altuve argumentó que el beneficio del arresto  domiciliario “se otorga a los procesados y no a los condenados” y  además cuestionó que la medida no había sido solicitada por la  defensa del odontólogo.

Es que los abogados defensores habían pedido a Casación la  excarcelación de Barreda, pero los magistrados consideraron que no  estaban cumplidos los requisitos para acceder a ese beneficio y  resolvieron otorgarle el arresto domiciliario.

“La defensa había pedido sólo la excarcelación, por lo que  cuando se me dio la oportunidad de expedirme sólo lo hice por esa  medida, no por el arresto domiciliario”, se quejó Altuve y  consideró que al no dársele traslado de esa decisión el fallo de  Casación “no tiene sustento legal”.

Para el fiscal, el Tribunal de Casación “sacó de la galera una  medida de la cual no fui informado, por lo que ante la inminencia  de la ejecución de ese beneficio, presenté el recurso de  apelación”.

En tanto, para Eduardo Hortel, otro de los camaristas que  condenó al odontólogo en 1995, “el arresto domiciliario para un  condenado viola el principio de igualdad ante los otros detenidos  que están en la misma situación”, aunque aclaró que no cree que  Barreda vuelva a matar.

“Barreda es una personal normal, tiene que estar en una  situación similar a la que tuvo para actuar con violencia. Se sentía una persona incomprendida por su familia”, graficó el ex  magistrado.

Hortel y Soria fueron los dos jueces que en 1995 condenaron a  reclusión perpetua a Barreda por el homicidio de su esposa, Gladys  Mac Donall; su suegra, Elena Arreche; y sus dos hijas, Adriana y  Cecilia, mientras que, en minoría, la tercera integrante de la  Cámara, María Rosentok lo consideró inimputable. (Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario