POLICIALES

Balearon una casa y descubrieron un garito en una vivienda lindera

Fue en Constitución al 4300. Encontraron seis viejas computadoras que tenían cargados juegos de apuestas.

Martes 22 de Septiembre de 2020

El domingo, alrededor de las 21, dos hombres montados en una moto Honda Wave dispararon contra el frente de una casa de Constitución al 4300, en el barrio Alvear. Ante ello, una vecina que vive en la cuadra llamó al 911 para hacer la denuncia y al lugar llegó poco después un móvil del Comando Radioeléctrico.

Los vecinos que lo rodearon informaron a los policías que en otra vivienda, cercana a la baleada, funcionaba un garito clandestino. Entonces los efectivos pidieron la correspondiente orden de allanamiento e ingresaron a la propiedad en una de cuyas habitaciones encontraron seis computadoras debidamente enumeradas y en las que había instalados diversos juegos de apuestas. Por eso se demoró al dueño de la casa y a la encargada de administrar el negocio clandestino, quienes fueron trasladados a la comisaría 21ª aunque recuperaron la libertad poco después tras ser fichados.

Los vecinos comentaron que esa noche de domingo el garito no funcionaba, pero que habitualmente se observaba durante ciertos días de la semana la presencia de varios jugadores en diferentes horarios. En este sentido, la sospecha de la gente del barrio es que las balas estuvieron destinadas a los dueños o los encargados de la sala de juegos ilegales.

En la casa en cuestión los policías que obtuvieron la orden de allanamiento fueron atendidos por su propietario, Juan Domingo B., de 63 años, quien dijo que él solo alquilaba una de las habitaciones a un hombre y que el garito era atendido por una mujer que en ese momento se encontraba en la casa. Entonces los efectivos entrevistaron a Daiana O., de 19 años, y se secuestraron ocho computadores con sus respectivos CPU, seis teléfonos celulares y un sistema de DVR usado para grabar los movimientos de la puerta del lugar y las instalaciones internas.

El hecho quedó en manos de la Unidad Fiscal de Flagrancia en turno que también investiga el abuso de armas a partir de la balacera inicial que dejó sobre la vereda de la propiedad atacada tres vainas servidas calibre 9 milímetros.

En tanto, la Agencia de Investigación Criminal y Delito Organizado quedó a cargo de la causa por el funcionamiento del garito clandestino y los fiscales a su cargo ordenaron el secuestro de las computadoras, los celulares del dueño de casa y la empleada de la sala de juegos que fueron demorados, ninguno de los cuales tiene antecedentes penales.

De acuerdo a fuentes policiales, la proliferación de estas salas de juegos clandestinos en la ciudad se empezó a notar y denunciar casi en paralelo al cierre del casino City Center en marzo pasado debido al decreto presidencial de aislamiento social, preventivo y obligatorio ante el avance de la pandemia de coronavirus. “La gente que antes iba al casino ahora despunta su vicio en estas viviendas donde se montan salas clandestinas”, dijo la fuente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario