Policiales

Balearon a un niño de 11 años porque hacía ruido con una moto

El agresor, un hombre de 68 años, sufre de trastornos neurológicos que lo tornan violento.

Miércoles 09 de Octubre de 2019

Un hombre de 68 años fue detenido acusado de haber baleado por la espalda un niño de 11 que circulaba de acompañante en una moto conducida por su hermano mayor, en el noreste de Tucumán, porque le molestaba el ruido que hacía el vehículo, informaron hoy fuentes judiciales, policiales y el padre de la víctima.

El hecho, que se conoció esta mañana, ocurrió alrededor de las 18 del domingo, en la localidad de Burruyacú, en el departamento homónimo de dicha provincia, donde la víctima y su hermano de 13 años salieron a dar unas vueltas en moto.

“Me pidieron ir a dar una vuelta en la moto. No es una moto ruidosa. Entonces fueron a dar una vuelta y como no pudieron entrar por el centro porque había fiesta se fueron por la orilla del pueblo, donde hay una ruta y casas”, relató esta tarde el padre del niño baleado.

Según el hombre, los chicos “dieron una vuelta al pueblo y volvieron a dar otra vuelta. Y cuando pasaron por donde vive este hombre (por el acusado), éste les dijo «¿Qué miran?», sacó la pistola y le dio un tiro”.

“Mi hijo más grande me dijo que pasaron normal y que su hermano le decía que no daba más, que pare, que estaba baleado”, recordó el padre, quien detalló que la bala ingresó por la espalda, “cerca de los riñones” y salió por adelante del cuerpo de su hijo.

“La gente que estaba ahí lo auxilió mientras mi hijo mayor vino a avisarme y yo fui a buscar una ambulancia”, indicó el hombre, que reside a unas cinco cuadras de la escena del crimen.

Consultado sobre los motivos por lo que el vecino disparó, el padre de la víctima respondió que al acusado “no le gustaba que pasaran por ahí en moto” y que “decía que esa calle era de él”, aunque, aclaró, que antes “jamás” había tenido un problema con él.

“Mi hijo está bien, recuperándose de a poco. Está en terapia intermedia y tenemos que tener paciencia. Es un milagro que mi hijo hoy esté vivo”, añadió.

Por su parte, el jefe de la Unidad Regional Capital, José Carlos Valdéz, indicó que “al llegar al lugar del hecho, el personal policial constató que el hombre señalado como autor del disparo se encontraba en la vereda de su domicilio, con un arma de fuego tipo pistola 9 milímetros marca Bersa, por lo que se procedió inmediatamente a su aprehensión”.

De acuerdo a declaraciones de familiares del detenido, el hombre sufre de trastornos neurológicos que lo tornan violento.

Por su parte, la justicia ordenó los peritajes y estudios necesarios para determinar el estado de salud del acusado, aparentemente un expolicía y quien deberá permanecer detenido en la comisaria de la zona hasta que estén listo los resultados.

En tanto, el niño baleado fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital del Niño Jesús en la capital tucumana, donde esta tarde permanecía internado y fuera de peligro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario