Policiales

Balean a una mujer policía y a su familia en la zona oeste

Una suboficial de la policía de la provincia, su marido y la beba de ambos fueron baleados la noche del sábado en Gálvez al 4600.

Lunes 08 de Abril de 2019

Una suboficial de la policía de la provincia, su marido y la beba de ambos fueron baleados la noche del sábado en un presunto intento de robo de un auto. Según fuentes policiales el hecho ocurrió en Gálvez al 4600 cuando la pareja se retiraba de la casa de unos familiares y fue abordada por dos hombre que terminaron baleando el vehículo y el frente e la vivienda.

Según los voceros consultados Bianca D., de 23 años y suboficial policial que se desempeña en la Brigada de Orden Urbano, cenaba la noche del sábado en la casa de sus padres cuando, pasadas las 22, decidió retirarse.

Cuando junto con su pareja se aprestaban a subir al auto, estacionado en la puerta de la casa, dos personas encapuchadas con pasamontañas los insultaron e intentaron robarles el vehículo a mano armada. Ante la resistencia del matrimonio, que llevaba a su beba de meses, comenzaron a disparar.

En ese contexto, alrededor de las 22. 30 ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) un móvil del Sies trasladando a la familia. En la guardia examinaron a la joven policía y constataron una herida de arma de fuego en el codo derecho. En tanto a su marido, Guillermo Leandro C. le diagnosticaron una herida de bala en el brazo izquierdo.

Minutos después Bianca se trasladó en un móvil del Sies al Hospital Víctor J. Vilela para que asistieran a su hija de meses, que presentaba un roce de bala en su pierna, sin peligro de vida. No obstante quedó en observación hasta determinar si la herida podría tener plomo o un cuerpo extraño.

Conocido

Según las declaraciones de las víctimas, los hechos se sucedieron al intentar evitar el robo. Luego vecinos y testigos ocasionales sostuvieron que quien disparó contra la pareja sería un conocido ladrón de la zona apodado "Pan Triste". El vehículo presentaba varios impactos, al igual que el frente de la vivienda.

La agente entregó su pistola reglamentaria y el fiscal de Flagrancia en turno ordenó que intervenga en la investigación el gabinete criminalístico de Policía de Investigaciones (PDI), que se realizara un relevamiento de la escena y se tomaran testimonios que puedan aclarar la situación. En la zona no había cámaras de vigilancia ni públicas ni privadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario