Policiales

Balean a un taxista en el pecho desde una moto

Un taxista de 53 años fue baleado en el pecho en un aparente intento de asalto ocurrido ayer a la tarde en la zona sur de la ciudad.

Viernes 09 de Agosto de 2019

Un taxista de 53 años fue baleado en el pecho en un aparente intento de asalto ocurrido ayer a la tarde en la zona sur de la ciudad. Según los primeros datos que trascendieron, la víctima circulaba en su vehículo cuando fue interceptado por una moto —al parecer una Honda Tornado— con dos ocupantes en inmediaciones de bulevar Oroño y Juan Canals.

Según refirieron testigos, los ocupantes de la moto intentaron detener la marcha del taxista y, al no lograrlo, se le plantó de frente y sin mediar palabra le disparó un balazo que atravesó el parabrisas e impactó en el pecho del chofer.

Anoche el taxista permanecía internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde, según fuentes policiales, al cierre de esta edición se encontraba estable.

Intento de asalto

Fuentes policiales y judiciales indicaron que el hecho ocurrió cerca de las 18.45 de ayer e identificaron al taxista como Edgardo S., de 53 años y oriundo de zona sur, quien iba al mando de un Renault.

Según testigos, el chofer contó al bajar del auto que "querían asaltarlo y él huyó" e indicaron que no estaba solo en el vehículo sino que estaba acompañado por "un hombre y tenía el cimbel apagado".

Luego de ser baleado, Edgardo avanzó unos metros más con el taxi y al llegar a la esquina de Uriburu y Oroño se topó con una camioneta policial. El taxista herido relató lo sucedido a los efectivos quienes solicitaron una ambulancia. Al llegar al lugar un móvil del Sies el chofer fue trasladado al Heca donde le diagnosticaron una herida de arma de fuego en el pecho y quedó internado en estado reservado.

La investigación de lo sucedido lo tomó la fiscalía de Flagrancia en turno y solicitó la presencia de gabinete para rastros y testimonios. El supuesto robo no se produjo y a Edgardo no le faltó ninguna de sus pertenencias.

"Ninguno de los agresores se bajó de la moto para intentar robarle una vez que le dispararon", dijo un allegado a la investigación.

Los pesquisas evaluaron que "en la zona hay cámaras de videovigilancia y con el GPS del auto se podrá verificar del derrotero del taxi y tal vez con las cámaras averiguar si lo estaban siguiendo", aseguró un pesquisa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario