Policiales

Atrapan a un policía con $ 80 mil y lo acusan por un falso secuestro

La víctima vio que se llevaban el botín en un auto negro y momentos después el agente fue atrapado circulando con el dinero.

Martes 07 de Abril de 2015

Un agente policial fue interceptado y detenido la madrugada de ayer en la zona norte de la ciudad de Santa Fe cuando circulaba a bordo de un auto con firmes indicios de haber perpetrado momentos antes un secuestro virtual, o sea, un engaño que le permitió obtener dinero de una persona que creyó que tenían retenido a un familiar. "Muchachos, yo también soy policía, conozco mucha gente, no me pueden hacer esto", intentó en vano disuadir a los colegas que lo detuvieron.

El imputado tiene 31 años y se llama Julio A. Efectivos del Comando Radioeléctrico detuvieron la marcha del Chevrolet Vectra que conducía el sospechoso por avenida Aristóbulo del Valle y en cuyo interior el uniformado, que ayer fue pasado a disponibilidad por el titular de la Unidad Regional I, transportaba 80 mil pesos, cinco aparatos celulares y al menos una docena de chips telefónicos.

Según consignó a este diario el fiscal regional capitalino Ricardo Fessia, la figura delictiva en la que habría incurrido el agente policial encuadra en la figura de defraudación y se investigan posibles complicidades para determinar si se trata de un caso de asociación ilícita.

"Si bien venimos investigando hace un tiempo esta modalidad y presumimos que se trata de delitos que requieren cierta logística que tornan necesaria la participación de varias personas, de todos maneras somos cautos en esta valoración hasta que contemos con todos los elementos", indicó el funcionario judicial.

Auto negro. El procedimiento policial montado en la zona norte de la capital provincial se originó en una denuncia formulada por una vecina del barrio Sargento Cabral que había sido despojada de una suma de dinero y efectos de valor luego de recibir una llamada en la que le informaban acerca del supuesto secuestro de un familiar, en un ardid característico de los denominados secuestros virtuales.

La mujer recibió la llamada telefónica extorsiva la medianoche del domingo. Una voz masculina le exigió la entrega de 80 mil pesos y alhajas a cambio de liberar a un familiar que supuestamente se encontraba secuestrado.

La víctima accedió al pedido. Depositó en una bolsa el botín solicitado y lo dejó en la vereda de su vivienda, desde donde el "rescate" fue retirado por un hombre que se bajó de un "auto negro con vidrios polarizados", según relató la mujer en la denuncia que radicó al 911, cuyos datos fueron clave para que el operativo montado instantes después por la policía arrojara resultados positivos.

Interceptado. Luego de ser captado por las cámaras de vigilancia instaladas en una avenida de la zona norte, el vehículo en cuestión EM_DASHun Chevrolet Vectra negro sin baúlEM_DASH fue interceptado por un patrullero del Comando en la intersección de Aristóbulo del Valle y Ayacucho, en inmediaciones de Guadalupe Oeste.

Identificado por el personal policial y con las pruebas que obraban en el interior del auto, coincidentes con la denuncia formulada por la damnificada, Julio A. —prestaba funciones en la comisaría 5ª de Santa Fe— fue trasladado al penal de la seccional 8ª donde quedó detenido y a disposición de la Justicia.

Celeridad. El fiscal Fessia detalló que la investigación se desarrolló con celeridad a partir de la denuncia. "Alrededor de las 3 de la madrugada dimos con un coche que respondía a ciertas características sospechosas de haber participado del secuestro virtual denunciado", sostuvo el funcionario judicial, y confirmó que el detenido "tenía en su poder una importante cantidad de dinero, varios celulares y unos cuantos chips".

"Estamos investigando detalladamente este caso", añadió el fiscal, que no descartó que el imputado pueda estar involucrado en otros hechos similares ya que "en algunos de los casos perpetrados se había denunciado a este coche negro utilizado por el autor del fraude", precisó.

Fessia también señaló a La Capital que la pesquisa está orientada a determinar si el policía aprehendido participó en soledad o con la complicidad de otros uniformados o civiles a los fines de determinar si se está ante el accionar de una banda organizada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario