Policiales

Atrapan al landrón que le robó a la esposa del juez Javier Beltramone

La mujer  fue sorprendida cuando llevaba de regreso a sus hijos del teatro El Círculo. Se dirigía a Fisherton y fue abordada por un delincuente al detenerse en la esquina de Santa Fe y Larrea.

Martes 07 de Agosto de 2012

La mujer había recogido a su hija y otros tres chicos en el teatro El Círculo y volvía a su casa de Fisherton manejando por Santa Fe al oeste. Al llegar a la esquina de Larrea la detuvo el semáforo. Esperaba la luz verde conversando con su madre, que iba en el asiento del acompañante, cuando sobrevino la explosión de la ventanilla del lado derecho, un desparramo de astillas de vidrio volando en el auto y dos jóvenes que huían tras arrebatar en forma súbita una cartera.

En medio del griterío de los chicos por la inesperada violencia, un hombre que contempló de casualidad la fugaz escena se lanzó a toda velocidad tras los jóvenes arrebatadores. Era un policía de civil que estaba fuera de servicio haciendo compras en un negocio y vio lo que ocurría.Al percatarse se arrojó sobre los ladrones que se iban en moto y frenó la huida de uno de ellos. Consiguió Recuperar la cartera, los vecinos llamaron al 911 y todos se pusieron a esperar que llegaran los policías de la Patrulla Motorizada.

Moto al suelo. En el auto, un Honda Fit negro, iba Luciana G., que es la esposa del juez de Instrucción Nº 9, Javier Beltramone. El asaltante que fue detenido es quien rompió el vidrio con una piedra y produjo el arrebato de la cartera. Quien se abalanzó para detenerlo, Juan Oscar A., de 46 años, es un empleado de la Jefatura de Policía de Rosario.

El arrebatador consiguió subirse a la moto de su cómplice y los dos salieron por Santa Fe en dirección a Matienzo. Pero cuando el que manejaba advirtió que los atraparían abandonó la moto Honda CG 125 y se escabulló a pie, según contó a este diario el jefe de la comisaría 12ª, Marcelo Kaplan.

Allí fue cuando el empleado policial se arrojó sobre el que escapaba con la cartera y consiguió derribarlo. Era un joven de 18 años, de contextura delgada y un metro ochenta de estatura, que fue conducido a la comisaría 12ª. Fue identificado allí como Hugo Michael L. La moto tirada en la calle, patente 411FAH, fue secuestrada. No poseía pedido de captura según consignó el comisario Kaplan. La cartera fue recuperada.

"Fue un mal momento pero afortunadamente no quedó en nada más grave que eso. Siento un profundo reconocimiento por el policía que intervino en la situación. Esta persona actuó de manera desinteresada solamente al ver que estaba ocurriendo algo injusto. Me siento agradecido por eso", dijo anoche Beltramone a este diario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario