Policiales

Ataque a un kiosquero: cuando se dio vuelta a buscar la gaseosa, el falso cliente metió la mano por la ventana del negocio y comenzó a disparar

Omar Roberto está internado en grave estado en el Hospital Eva Perón. Una versión indica que alguno de sus hijos podría tener conflictos con la ley.

Jueves 21 de Enero de 2021

Omar Mario Roberto es uno de los comerciantes más viejos de Eva Perón al 1100 en los confines de los barrios Martín Fierro y San Miguel en Granadero Baigorria. Este hombre de 61 años tiene un kiosco frente a una iglesia llamada “San Marcos”. Tiene dos hijos. El miércoles alrededor de las 19 dos hombres llegaron en una Yamaha YBR de color oscuro hasta el frente del local. Esperaron que una clienta comprara y le pidieron a Omar una gaseosa. Y cuando el kiosquero se dio vuelta el acompañante de la moto metió la mano a través de la ventana por la cual atendía y comenzó a gatillarle. El comerciante recibió múltiples disparos y fue trasladado por sus familiares al hospital Eva Perón, donde quedó internado en grave estado.

“Mi marido está muy grave. No sabemos por qué pasó esto. No queremos hablar”, dijo la esposa del hombre herido mientras rompía en llanto de angustia a las puertas del kiosco en cuya vereda los peritos recolectaron nueve vainas servidas calibre 9 milímetros.

“Mirá, esto es cortito. Si vos no andas en nada, estas cosas no te pasan. El hombre tiene hijos que banquinean la ley. Creo que uno está con prisión domiciliaria. El kiosquero es un laburante que no se mete con nadie. Pero ustedes lo saben mejor que nosotros, en el palo de la falopa no existe el me bajo cuando quiero o no te pago o me hago el boludo. Porque después pasan estas cosas”, explicó un vecino de Omar.

Con dos de los nueve crímenes que ocurrieron en el departamento Rosario en lo que va del año, Baigorria vive una ola de contagio de la pandemia de violencia que azota Rosario desde hace al menos una década. En ese efecto contagio, fogoneado por los conflictos en la zona norte de la ciudad y por los desplazamientos de vecinos que buscan refugio en localidades de la zona, durante 2020 los cerca de 45 mil habitantes de Granadero Baigorria padecieron la cifra récord de homicidios con 14 asesinatos, superando los 10 de 2014. En ese sentido las estadísticas de heridos por armas de fuego ponen a esta localidad tercera en el departamento, con 51 cada 100 mil habitantes, por detrás de Villa Gobernador Gálvez (77 cada 100 mil) y Rosario (72 cada 100 mil).

>>Leer más: Las disputas narco dispararon el número de homicidios en Granadero Baigorria

Eva Perón al 1100 divide al mundo de Granadero Baigorria en dos. A un costado de la calle es barrio Martín Fierro y al otro San Miguel. Las vías ubicadas a menos de cien metros le agregan el componente de que al otro lado del terraplén se levanta barrio Industrial y un asentamiento del que, al este de las vías, nadie puede precisar el nombre. Por Eva Perón pasa el colectivo de la línea 103 negra.

Los vecinos comentaron que la zona es tranquila, dentro de un escenario que tomó un tono áspero desde que en los alrededores tomo brío el negocio de la venta de drogas. El kiosco de Omar está ubicado frente a la Iglesia San Marcos y a unos 50 metros del corralón municipal pegado al terraplén.

Según se pudo reconstruir, la tarde del miércoles Omar atendía el negocio por la ventana. Varios vecinos comenzaban a hacer mandados de última hora mientras otros tomaban mate sobre la vereda. Eran cerca de las 19 cuando una moto Yamaha YBR se detuvo frente al kiosco y el acompañante bajó fingiendo ser cliente. Caminó hasta la ventana del kiosco, esperó que una clienta cumplimentara la compra y cuando estuvo frente a Omar, le pidió una gaseosa. Cuando el comerciante giró para despacharle el pedido, el hombre sacó un pistola, metió la mano dentro del local y comenzó a gatillar. Omar recibió múltiples impactos y cayó mal herido. El gatillero subió a la YBR y desapareció del lugar con rumbo a barrio Industrial.

Omar fue cargado por sus hijos hasta la vereda para ser trasladado en un auto particular al hospital Eva Perón, ubicado a unas 20 cuadras, donde ingresó directamente a quirófano. Luego quedó internado en grave estado en terapia intensiva. En principio el caso quedó en manos de la unidad fiscal de Flagrancia. Sobre el territorio trabajaron efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) quienes tomaron testimonio a testigos del caso y buscaron cámaras de videovigilancia públicas o privadas que a simple vista no se visualizaban.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS