Policiales

Asuntos Internos analiza sugestivo robo de un auto

El pasaje llamativo del incidente no fue tanto la detección de los presuntos autores sino que cuando el Focus fue recobrado lo llevaron a la comisaría 15ª para ser restituido al dueño.

Domingo 05 de Julio de 2015

Dos jóvenes de 25 y 18 años terminaron detenidos acusados de interceptar a un conductor que iba con su novia y despojarlo de su vehículo. El auto de la víctima, un Ford Focus negro, fue recuperado por la policía. El pasaje llamativo del incidente no fue tanto la detección de los presuntos autores del robo sino que cuando el Focus fue recobrado lo llevaron a la comisaría 15ª para ser restituido al dueño. Y cuando éste fue a buscarlo su vehículo no estaba allí.

   El robo había ocurrido el domingo pasado cuando Federico M. fue abordado en 24 de Septiembre casi Santiago por tres individuos que bajaron de un Peugeot 206 gris. Los asaltantes hicieron ademanes de tener armas, sujetándose la cintura, con lo que obligaron al conductor a entregarles el vehículo. Federico M. y su novia bajaron. Los ladrones treparon al Ford Focus, patente GXH-118, y escaparon.

   Fuentes de la Jefatura de Rosario señalaron que un auto de igual marca y color fue avistado un día después desde una patrulla —cuando ya existía pedido de captura por una denuncia en la comisaría 15ª— estacionado en Dr. Riva y Presidente Quintana. El vehículo tenía una patente distinta: los guarismos eran OFH-750 pero el grabado en los cristales delataba que era el auto robado a Federico M: GXH-118.

   De ese modo los ocupantes del patrullero avisaron al 911, cuyos operadores revelaron que el vehículo tenía captura por robado tras una denuncia en la seccional 15ª de Sarmiento al 4300. Por esa razón el vehículo fue trasladado allí y quedó estacionado frente a la comisaría. De hecho el traslado se hizo porque la víctima del robo había aportado las llaves de ignición.

   Pero al día siguiente, cuando el dueño pasó por la comisaría a retirarlo, tras el aviso de que su auto había sido recuperado, quedó perplejo. El oficial de guardia de la 15ª le informó que no había recibido la novedad de la recaptura del Ford Focus. Y cuando trató de ver si, como le habían dicho, el vehículo estaba allí constató que no. Nadie en la comisaría pudo explicar lo ocurrido.El oficial reportó entonces la desconcertante novedad a la fiscalía de Flagrancia en turno. Frente a la seria irregularidad policial tomó intervención la Dirección Provincial de Asuntos Internos.

Otra vez visto. El viernes a mediodía personal de la Jefatura Judicial advirtió que el Ford Focus Negro —esta vez con una patente FVG-330 colocada— estaba frente a una vivienda en pasaje 1825 al 6000 en la zona sudoeste. De nuevo el grabado de los cristales ponía al desnudo que era el Focus buscado. Vecinos del lugar reportaron que el auto estaba ahí desde el día anterior. Como había ocurrido tres días antes la grúa volvió a llevarlo, esta vez hasta la Jefatura Judicial.

   Desde el patrullero que detectó el Focus advirtieron que una persona observaba a distancia, dentro de un Peugeot 206 gris, los movimientos de los policías en torno del Focus. Los ocupantes del 206 arrancaron entonces seguidos por personal de calle de la Jefatura Judicial que le dio aclance en Matienzo y Camilo Aldao. Allí identificaron a los que escapaban: Isaías Joel C., de 25 años, que conducía, y César Damían P., de 18. El primero de ellos tiene condenas por delitos contra la propiedad.

   En el 206 se encontraron, según el relato policial, las llaves del Focus, más otros elementos que su dueño, Federico, reconoció como propios: una rueda de auxilio, un gato manual y discos compactos de su propiedad. Lo que resta por despejarse es qué motivó la sugestiva desaparición del Focus de la comisaría 15ª.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario