Policiales

Asesinó a su ex mujer y se suicidó de un disparo en la boca

Un hombre de 35 años mató a su ex de 41 ayer a la madrugada, en el barrio San Francisquito. Al parecer, él quería retomar la relación que se había interrumpido.

Lunes 31 de Diciembre de 2012

Un hombre de 35 años mató a balazos a su ex pareja de 41 y luego se quitó la vida disparándose un tiro en la boca en el barrio San Francisquito. Según fuentes policiales, el suceso trágico fue desenlace de una historia de pareja signada por las desavenencias. Cuando el agresor agonizaba en la vereda fue atacado a golpes por un grupo de vecinos.

Fuentes policiales señalaron que todo se desató cerca de las 3.30 de ayer frente a una casa ubicada en el 4188 del pasaje 1.113 —a la altura de Avellaneda al 3100—, en una zona de precarias casas de material. José González tenía 35 años, estaba desocupado y hacía nueve meses que se había separado de María Inés Villalba, de 41 años, con quien había compartido la vivienda.

El hombre vivía en una propiedad situada en Río de Janeiro y Garay, a unos cien metros de su ex pareja pero, al parecer, no terminaba de aceptar esa situación y quería reiniciar la relación con María Inés. La mujer tenía dos hijos de un matrimonio anterior. Una de ellos, Daiana F., de 21 años, le dijo a la policía que González "la perseguía" porque no admitía la separación.

En la vereda. El sábado a la noche la mujer asesinada salió con su sobrina, Natalia B. de 26 años, que había llegado de Rafaela para pasar las fiestas de fin de año. Cerca de las 3.30 regresó a su casa y se topó con el ex marido. El hombre estaba sentado en la vereda tomando cerveza con otra persona.

"Apenas se encontraron, comenzaron a discutir. El tipo (por el agresor) amenazó a la sobrina y la chica se asustó y se fue", explicó el vocero consultado, que reportó el testimonio de Natalia B.

Al parecer los decibeles de la disputa fueron en aumento y González decidió ponerle fin de la peor manera. Tomó un revólver calibre 32 que tenía en su cintura y pulsó el gatillo. Dos balazos atravesaron la cabeza de la mujer. Uno de los proyectiles le perforó la parte frontal derecha y el otro impactó en la parte frontal izquierda tras atravesar la comisura del labio.

La mujer se derrumbó en medio de un charco de sangre. Murió en el acto. Mientras se alejaba de la escena del suceso, la sobrina de María alcanzó a distinguir cómo González se disparaba un balazo en la boca. El hombre quedó tendido en la vereda.

Bronca. Los tiros sobresaltaron a los vecinos de la barriada y entonces salieron para ver lo que había ocurrido. Cuando se enteraron del violento suceso expresaron la bronca que les había provocado la muerte de María. "Cuando el hombre estaba agonizando, los vecinos le propinaron patadas", comentó el portavoz policial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario