Policiales

Asesinan de veinte puñaladas en Cochabamba al 5200 a un empleado de la EPE

Un empleado jerárquico de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) fue asesinado a puñaladas esta madrugada luego de ingresar su vehículo a un garage en la zona oeste de la ciudad. La policía investiga el móvil del crimen ya que aparentemente no habría sido con fines de robo. 

Miércoles 14 de Mayo de 2008

Rosario- Un empleado jerárquico de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) fue asesinado a puñaladas esta madrugada luego de ingresar su vehículo a un garage en la zona oeste de la ciudad. La policía investiga el móvil del crimen ya que aparentemente no habría sido con fines de robo. 

El hecho se registró esta madrugada alrededor de las 2.30 cuando un empleado administrativo de la EPE -identificado como Pedro Antonio Rubén Fernández, de 53 años- intentaba guardar su vehículo en un garage ubicado en Cochabamba al 5200, frente a su domicilio.

El hombre se encontraba en su domicilio cuando alrededor de las 2 llegó su esposa, María Ester Z., quien le solicitó a su marido que le guardara el vehículo. El hombre salió junto a su perra y minutos más tarde se escucharon algunos ladridos. Eso preocupó más a la esposa de Fernández, a quien ya le había llamado la atención la demora de su esposo.

Alertado el personal de la comisaría 14, varios efectivos se hicieron presentes en el lugar y comprobaron que junto al vehículo en el fondo del taller que funciona como garage, se encontraba el cuerpo ya sin vida de Fernández y que presentaba unas 19 puñaladas.

La policía investiga si el hombre fue interceptado por uno o más delincuentes. En el interior del garage no se evidenciaban signos de robo. A la víctima tampoco le faltaban pertenencias.  

Según detalló el titular de la seccional 14ª, Rubén D'Agostino, "El hombre presentaba alrededor de 20 puñaladas en distintas partes del cuerpo, eso es lo que nos llama la atención. El hombre estaba durmiendo y su esposa llegó alrededor de las 2 de un negocio que posee. El marido se levantó para ir a guardar el auto. Como demoraba, la mujer se dirigió al lugar y al no poder abir el portón solicitó ayuda a un vecino. Cuando abrieron hallaron el cuerpo".

El policía dijo, al referirse al posible móvil del crimen, que "es muy raro hablar sobre la posibilidad de un  robo dado la cantidad de puñaladas que presentaba el cuerpo. No fue encontrada el arma ni pudo abrirse un vehículo que era propiedad de la mujer para ver si se encuentra allí el arma".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario