Policiales

Asesinan a una remisera en su vivienda de Casilda

Carmen Rodríguez tenía 69 años y la hallaron la noche del jueves con un fuerte golpe en la cabeza. Tenía dos autos y un tercero a la venta.

Sábado 07 de Septiembre de 2019

El crimen de una remisera de 69 años cuyo cuerpo fue hallado en su domicilio del barrio Nueva Roma de la ciudad de Casilda generó conmoción y estupor en la comunidad ubicada a 60 kilómetros al oeste de Rosario. La víctima fue identificada como Carmen Rodríguez y presentaba un fuerte golpe en la cabeza cuando la noche del jueves, cerca de las 21, fue encontrada tendida en el piso del garaje de su casa de Sargento Cabral al 1800. La mortal lesión habría sido provocada con un objeto contundente aunque todavía se desconocen los resultados de la autopsia realizada en el Instituto Médico Legal de Rosario por orden del fiscal Emiliano Ehret.

Aunque el hecho no está esclarecido, los pesquisas realizaron una serie de allanamientos que derivaron en la detención de tres sospechosos radicados en el barrio Alberdi y el secuestro de elementos de interés para el expediente. Se trata de H.L., de 67 años y supuesto autor del crimen; C.A. y M.P., quienes tendrían vinculación con el hecho.

"La causa está encaminada", indicaron fuentes judiciales a La Capital. Y aunque no descartaron otras líneas investigativas, explicaron que por las actuaciones encaradas por la Fiscalía con colaboración de la Policía de Investigaciones (PDI) apunta a confirmar la hipótesis de que se está en presencia de un femicidio, tal como fue caratulado el caso.

Es que la posibilidad de que el móvil del crimen haya sido un robo quedó desvanecida al constatarse que no había desorden ni faltaban objetos de valor en el interior de la vivienda, que tampoco tenía ninguna de las aberturas rotas o forzadas.

Cuando la policía llegó al lugar no solo corroboró que la puerta principal de la propiedad estaba entreabierta, tal como había sido alertada momentos antes a través de un llamado telefónico. Y al ingresar al inmueble se topó con la desagradable escena criminal.

Sorpresa en el barrio

Se presume que horas antes del hallazgo, en el domicilio de Carmen estuvo al menos uno de los detenidos, aunque ninguno admitió frente a los investigadores tener responsabilidad en el hecho que terminó con la vida de la mujer, quien vivía sola y era propietaria de dos remises de la empresa Radio Llamada Argentina.

Sin embargo, los sospechosos cayeron a partir de datos aportados por testigos y otras evidencias de la investigación tendiente a esclarecer el asesinato que podría haber ocurrido entre las 15 y las 17 del jueves. Esa es la franja horaria entre el último contacto telefónico que la mujer tuvo con los choferes de sus vehículos y el momento en que un hombre fue a su casa para consultarla por un auto que tenía en venta, pero se fue al encontrarse con la puerta semiabierta y llamarla en vano.

Los vecinos del barrio donde sucedió el hecho se mostraron consternados por el crimen de la remisera a la que calificaron, en general, como "una vecina poco sociable aunque muy trabajadora". "Yo no vi nada, recién me enteré de los sucedido por el revuelo que se armó con la llegada de patrulleros y policías", dijo Silvia, que vive a pocos metros de la casa de la víctima. Mientras que otra vecina del barrio, Liliana, confió haber visto "a un hombre cortando el pasto (frente la casa de la victima) a las cuatro" del jueves.

Vivía sola

Carmen era madre de dos hijas aunque no mantenía una fluida relación con ellas, al igual que con otros familiares. Luego de enviudar tuvo otras parejas y si bien desde hacía un tiempo estaba sola, algunos casildenses aseguran que estaba "conociéndose con un hombre".

La mujer manejaba uno de sus remises hasta hace poco, pero debió dejarolo a causa de un problema de cadera, razón por la cual contrató a un chofer que se sumó a otro que ya tenía. También era dueña de una unidad que había puesto en venta al ser un modelo antiguo para cumplir el servicio de trasporte.

Apegada al trabajo estaba en permanente comunicación con los conductores, pero no sucedió lo mismo la tarde del último jueves. Al pasar varias horas sin poder contactarla fueron a su casa, ya de noche, se encontraron con la puerta de ingreso estaba abierta y llamaron a la policía.

"Cuando se comunicaron conmigo para contarme lo sucedido les dije que avisen a la policía sin imaginar que la historia terminaría de esta manera dolorosa y triste", dijo uno de los responsables de la remisería Argentina, Raúl Lanas. Y afirmó visiblemente compungido que "Carmen era una buena mujer que no merecía este tremendo y horroroso final", al tiempo que pidió "justicia para que él o los responsables de este acto atroz vayan a la cárcel".

Maniatado

Al salvaje asesinato que conmovió a Casilda se agregó ayer a la lista de delitos otro grave episodio que tuvo como víctima a un anciano de 77 años al que dos delincuentes golpearon, maniataron y sustrajeron dinero tras ingresar a su casa a punta de pistola. Por el hecho, ocurrido en Urquiza al 2500, fue detenido un sospechoso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario