policiales

Asesinan en un presunto intento de robo al jefe de Gendarmería de Zárate

El comandante principal Marcos Antonio Castillo, de 46 años y padre de un niño de 5, era desde diciembre jefe del Escuadrón Zárate-Brazo Largo de Gendarmería Nacional.

Jueves 11 de Junio de 2020

El comandante principal Marcos Antonio Castillo, de 46 años y padre de un niño de 5, era desde diciembre jefe del Escuadrón Zárate-Brazo Largo de Gendarmería Nacional. Oriundo de Jujuy, vivía solo en una dependencia del viceconsulado de España en la ciudad bonaerense de Zárate mientras que su familia lo hacía en el partido de Ezeiza. La noche del martes, cuando volvía en bicicleta a su residencia vestido con el uniforme y un casco puesto, fue abordado por dos jóvenes que intentaron asaltarlo y él se resistió. Como respuesta recibió dos balazos en el rostro que terminaron con su vida. Tras el demencial ataque el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, encabezó varios procedimientos para dar con los asesinos y fueron apresados dos muchachos, de 16 y 19 años.

En la escena del homicidio, en pleno centro de Zárate, los pesquisas recolectaron tres vainas servidas del arma disparada por los delincuentes, ya que el gendarme iba desarmado porque dejaba su pistola reglamentaria en su oficina.

Voceros policiales dijeron que efectivos de la comisaría 1ª de Zárate que estaban cerca del lugar escucharon los disparos y fueron al lugar pero Castillo ya estaba sin vida junto a su bicicleta y vieron a dos jóvenes huir a pie. A pesar de perseguirlos los perdieron de vista.

Testigos y allanamientos

Fuentes judiciales dijeron que se llegó a los sospechosos a partir del relato de testigos que describieron la fisonomía y las ropas de los asesinos y, puntualmente uno de ellos, que dio la identidad de uno de ellos porque lo conocía. Así las cosas, en el marco de la causa que instruye la fiscal Andrea Palacios, se dispusieron siete allanamientos, dos en los domicilios de los acusados y el resto en el de familiares y allegados.

El menor de 16 años fue detenido en la casa de un pariente; mientras que Pablo Agustín Arcel, de 19 años, fue localizado en el techo de una casa luego de que un vecino llamara a la policía porque escuchaba ruidos extraños. Además, en la casa de ese joven hallaron una campera con supuestas manchas de sangre.

Asimismo se supo que el menor apresado había estado detenido en febrero por integrar una banda de asaltantes que baleó a un hombre en el barrio Villa Fox de Zárate, hecho derivado al Fuero Penal Juvenil porque tenía 15 años y era inimputable.

Palacios indagará al acusado de 19 años hoy, una vez que tenga los resultados de algunas diligencias, entre ellas el resultado provisorio de la autopsia, y evalúa si le imputa homicidio en ocasión de robo u homicidio agravado por el uso de arma y la participación de un menor.

Ayer a la mañana, en la puerta del viceconsulado español de Zárate el titular de la representación diplomática, Juan Carlos Rodríguez, recordó a Castillo como "una muy buena persona y leal a su trabajo" y dijo que le daban hospedaje en el edificio consular desde diciembre ya que no tenía otro lugar para vivir.

"Iba en bicicleta todos los días al escuadrón y los fines de semana iba a visitar a la familia a Ezeiza (...) Siempre me decía que se sentía solo y quería traer a su familia. Fue un golpe tremendo", agregó.

A la tarde, en tanto, los vecinos de Zárate realizaron un aplauso en reclamo para que se refuercen las medidas de seguridad en esa ciudad del norte bonaerense.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario