Policiales

Asesinan a un muchacho de un balazo y una chica de 18 años está sospechada

Darío Insaurralde tenía 22 años y recibió un tiro en el tórax en un área humilde en el barrio La Paloma, cerca del Parque Regional Sur. La joven buscada vive en la zona.

Martes 25 de Noviembre de 2014

Un muchacho de 22 años llamado Dario Insaurralde recibió un balazo mortal en una casilla de un asentamiento precario, en el barrio La Paloma, en el extremo sur de la ciudad, el domingo por la noche. Una fuente de la investigación señaló que la persona sospechada de haber disparado el tiro fatal es una chica de 18 años con quien, al parecer, el joven fallecido tenía un vínculo conflictivo, pero los detalles de la disputa no fueron precisados por los pesquisas.

El homicidio de Insaurralde produjo una serie de malentendidos luego aclarados. Es que el mismo domingo murió un joven del barrio de nombre Nicolás López que había sido baleado hace 50 días. Y en este caso, por coincidencia, también una chica de 18 años está señalada como culpable, y ya detenida por la autoría del hecho. La joven había sido imputada por tentativa de homicidio en Tribunales. Ahora responderá por asesinato.

El crimen de Darío Ezequiel Insaurralde ocurrió cerca de las 21.40 del domingo, en la casa 91 de la calle Hungría sin número, donde vivía. El vecindario está bordeado por el parque Regional Sur en el cruce de Batlle y Ordóñez y Hungría. Esta última calle desemboca en un racimo de casas de material y de chapa, pero se extiende a través de un sendero de tierra en dirección al sur. A su vez, los útlimos cien metros de Battle y Ordónez finalizan en una calle de tierra.

Según la reconstrucción preliminar del violento suceso, a esa hora una joven de 18 apodada "La Gata" acudió a la vivienda de Insaurralde. Una vez en el interior de la casa, al parecer, la chica desenfundó un arma de fuego y pulsó el gatillo.

Un proyectil atravesó el pecho de Insaurralde. Perdió la vida en el Hospital Roque Sáenz Peña a las 3 de ayer. Hasta anoche, los pesquisas de la Policía de Investigaciones tenían pocos datos acerca de la motivación del homicidio. "Lo poco que sabemos del hecho es lo que nos dijo una tía de la víctima", dijo un pesquisa que sigue de cerca el caso. El vocero indicó que la chica sospechada vive en la zona donde fue el episodio.

A su vez, una fuente de la Jefatura de la policía rosarina señaló que Insaurralde tenía prontuario abierto por los delitos de robo calificado y tentativa de robo. La investigación del caso está a cargo del fiscal de Homicidios Dolosos Ademar Bianchini.

Ayer a la mañana, un cronista de La Capital se sorprendió cuando arribó al barrio La Paloma para recoger datos del crimen de Insaurralde y algunos vecinos comentaron que quien había fallecido era otro muchacho del vecindario. "Lo enterraron esta mañana" (por ayer), aseguraron un hombre y una mujer de la barriada. La afirmación de los vecinos motivó una duda. ¿Si lo mataron el domingo cómo ya lo habían sepultado?, fue la pregunta de rigor.

La duda se aclaró cuando fue consultada una fuente de la investigación luego de que un vocero de la comisaría 11ª sostuviera que el joven asesinado era Insaurralde. En realidad, quien había sido sepultado era Nicolás López, un muchacho de 19 años baleado el 6 de octubre pasado y que vivía en ese asentamiento. López falleció la madrugada del domingo en el Heca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario