Policiales

Asesinan a un hombre de un balazo en su auto delante de su novia

Rolando Bessone tenía 35 años, estaba divorciado y era padre de dos nenas. Lo atacaron sin mediar palabra desde una moto y se llevaron dos celulares

Sábado 19 de Enero de 2019

Un hombre de 35 años murió ayer tras agonizar 18 horas luego de ser atacado a sangre fría con un disparo de arma de fuego que le impactó en la cara. El ataque, que se presume fue el desenlace del robo de dos teléfonos celulares, ocurrió el jueves a la noche cuando Rolando Bessone fue baleado sin mediar palabras por desconocidos que se desplazaban en moto mientras estaba con su pareja a bordo de un auto en una zona semidescampada de la ciudad de Pérez. Familiares, amigos y vecinos de la víctima marcharon anoche para exigir justicia y mayor seguridad en la zona (ver aparte).

Aunque el luctuoso episodio se viralizó por redes sociales entre la comunidad de Pérez casi minutos después de ocurrido, recién ayer a la mañana los organismos oficiales dieron cuenta del furibundo y misterioso ataque contra Rolando Bessone, de 35 años, afincado en Belgrano al 1300 de la vecina localidad.

De acuerdo a datos preliminares aportados por Macarena Ayelén P., de 24 años y pareja del hombre, el jueves se encontraron cerca de las 21.30 y minutos después se dirigieron a bordo de un Chevrolet Corsa hasta un camino semirrural que corta la avenida Belgrano y se extiende al norte como una prolongación de calle Güemes, sitió que eligieron para charlar.

Aunque la joven, aún shockeada, no pudo precisar ante los investigadores si el auto estaba detenido o en marcha, lo concreto es que con Bessone del lado del conductor y ella de acompañante, imprevistamente fueron sorprendidos por dos personas que se desplazaban en una moto.

Sin mediar palabra uno de los desconocidos sacó un arma de fuego, le apuntó a Rolando en el rostro y le disparó. Aunque se desconocen las motivaciones del hecho, los investigadores ponderan que pudo tratarse del desenlace de un robo, ya que los delincuentes alcanzaron a sustraer dos teléfonos celulares del interior de auto. Pero tampoco se descartan otras circunstancias frente a la extrema decisión que tomaron los maleantes a pesar de haberse asegurado el botín con relativa facilidad.

La víctima fue traslada de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde le diagnosticaron herida de arma de fuego en el cráneo. El hombre resistió con vida hasta las 16 de ayer, cuando el Ministerio Público de la Acusación (MPA) comunicó oficialmente que había fallecido.

Según pudo conocer este diario, Bessone era un vecino apreciado en Pérez, vivía en Belgrano al 1300, era divorciado y tenía dos hijas de su primer matrimonio. Tampoco se supo que tuviera conflictos previos que dieran pie a semejante ataque. Según algunas versiones, había llegado al lugar donde encontró la muerte con la intención de observar junto a su pareja un terreno que tenían intenciones de comprar en un loteo de la zona.

El homicidio conmocionó y despertó la indignación de la comunidad de Pérez y avivó el reclamo recurrente para que se intensifiquen las políticas para atacar la inseguridad. Algunos vecinos expresaron a LaCapital "impotencia ante la recurrencia de delitos violentos. No podemos hacer nada con esta gente (por los homicidas), pero ellos sí te pueden matar como quieran", indicó el dueño de un comercio.

"Acá en el pueblo todos el mundo sabe quienes son los que roban, los delincuentes, los que matan. Es gravísimo porque están tomando la ciudad y nadie controla nada. Pueden andar sin patentes, robar, cruzar semáforos en rojo, no respetan nada, ni a la Policía ni a Gendarmería".

El caso quedó en manos de la fiscal de la unidad de Homicidios Dolosos Georgina Pairola.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});