Policiales

Asaltan una pilchería de Arroyito y se llevan el auto de los dueños

Fue el mediodía de ayer en Génova y Drago. Entre los ladrones estaba la misma pareja que ya los había robado en el mes de enero.

Miércoles 19 de Febrero de 2014

Un negocio de venta de ropas de Génova al 900 fue robado por segunda vez en este verano por los mismos delincuentes, una pareja que se desplaza en una moto roja. Ocurrió el mediodía de ayer y las víctimas se sorprendieron cuando los delincuentes les dijeron que sabían que los habían denunciado por el primer atraco. Por eso los maltrataron y les robaron casi toda la ropa del local, el auto familiar, una computadora, los celulares y un poco de dinero.

Valeria, de 40 años, y Mariano, de 45, son los dueños del local que funciona hace unos cinco años en la ochava de Génova y Luis María Drago. La pareja ya sufrió un robo en enero pasado, cuando una mujer rubia y aparentemente embarazada llegó al local acompañada de un hombre en una moto roja de 125 centímetros cúbicos. En ese primer robo sólo ingresó la mujer empuñando un cuchillo y se llevó unas prendas y algo de dinero.

La pareja denunció el atraco y mostró a los pesquisas de la seccional 9ª, que interviene por jurisdicción, una foto de la moto en la que se desplazaban los asaltantes. Incluso, llegaron al lugar agentes de la Policía Científica para recabar datos y huellas de los delincuentes.

Los mismos. Sin embargo, el mediodía de ayer la mujer rubia volvió al lugar acompañada de su presunta pareja y otros dos hombres. Ingresó al local con un cuchillo en la mano y atrás aparecieron sus cómplices con armas de fuego, según comentó una de las hijas de los comerciantes.

Lo primero que le dijo la mujer rubia a Valeria fue que sabía que los había denunciado. Una vecina cercana expresó a La Capital que la propietaria del local no salía de su asombro: "Le dijeron que los denunció y que ahora iba a ver lo que le pasaba. Le pegaron a Mariano y a los dos los ataron con unos cables de la luz, los maltrataron y los insultaron, los tiraron al piso y le pegaron un par de patadas al muchacho", relató la mujer. Y se preguntó: "¿Cómo sabían de la denuncia?".

"En este lugar no pasa un auto policial ni un policía caminando nunca", dijo más que indignada Valeria a distintos medios que llegaron a su local de Arroyito. Los ladrones estuvieron no más de diez minutos en el negocio y se llevaron la ropa de los escaparates pero "sin fijarse demasiado" y el Peugeot 206 gris grafito patente JUE067 de la pareja.

Los souvenirs. La comerciante quedó muy angustiada tras el robo porque en el auto tenía "todos los elementos para la fiesta de cumpleaños de mi hijo de 2 años, el cochecito, los souvenir, todo", contó Valeria.

Días antes los dos ladrones habían estado merodeando por el barrio y hace unas dos semanas atrás estuvieron a punto de ingresar a una librería y fotocopiadora que se encuentra frente a la tienda. Valeria en aquel momento le avisó a los dueños del negocio vecino que esa pareja era la que le había robado a ella y llamaron a la seccional.

En el marco del robo, los vecinos y comerciantes de la zona aprovecharon la presencia de la prensa para denunciar que el barrio está pasando por "un muy mal momento". "La semana anterior en la esquina de Leguizamón y Génova le robaron el maletín a un hombre que trabaja en el Banco Nación y los robos de todos los días a los jubilados que vienen del Pami —que se encuentra a dos cuadras— son corrientes", dijeron exaltados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS