Policiales

Asaltan un local de comidas y balean a un vigilador

Eva peron al 5800. Cuatro ladrones asaltaron el Burger King del Complejo Village y antes de escapar le dispararon a un custodio, que se encuentra fuera de peligro.

Lunes 26 de Enero de 2015

"Quedate quieto", escuchó David G., un vigilador de 32 años que el sábado a la noche custodiaba un local de comidas rápidas de la zona oeste de la ciudad antes de recibir un balazo en una pierna en el marco de un asalto en el que cuatro delincuentes se llevaron la recaudación del negocio en el que había gran cantidad de clientes.

Según fuentes policiales, la víctima se encontraba ayer fuera de peligro. En tanto, no se habían reportado arrestos relacionados con el atraco.

Rapidez. El asalto ocurrió cerca de las 22 del sábado en el local de venta de hamburguesas que la firma Burger King posee a unos metros del ingreso al complejo de Cines Village, en Eva Perón al 5800. A esa hora, el local estaba atestado de clientes cuando dos hombres armados irrumpieron en el comercio.

Según las fuentes consultadas, los delincuentes actuaron con velocidad. Apenas ingresaron se dirigieron, ante la mirada atónita de los comensales, hacia las dos cajas que estaban habilitadas en ese momento .

"Los ladrones obligaron a las cajeras a que fueran hacia la parte de atrás, donde esta la cocina, mientras ellos recogían el dinero", contó un allegado al negocio.

Sospechoso. Mientras esto ocurría David G., un vigilador de la empresa de seguridad "El Centinela" que custodiaba el complejo, alcanzó a ver a dos hombres cuyos movimientos, según dijeron los voceros policiales consultados, le parecieron "sospechosos".

En ese contexto el custodio se acercó a los sujetos. Sin embargo, no alcanzó a preguntarles nada antes de escuchar de boca de uno de ellos una frase inquietante: "Quedate quieto", le dijo uno de los sospechosos.

Casi al mismo tiempo, los otros dos ladrones que se habían apoderado de la recaudación del local —hasta anoche no se había precisado el momento— salieron del negocio y al ver la escena directamente abrieron fuego.

Una bala atravesó una de las piernas de David G. En rigor, según refirieron testigos, el tiro disparado por uno de los maleantes estaba dirigido al vigilador.

El custodio se desplomó al suelo y minutos después una ambulancia del Sies lo trasladó a un centro asistencial. Entonces, los cuatro asaltantes se marcharon en las dos motos en las que habían llegado y se esfumaron.

Poco después efectivos de la comisaría 12ª llegaron al complejo y encontraron en el playón de estacionamiento una vaina servida de un calibre que no fue precisado por los voceros consultados.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS