Policiales

"Argumentos de justicia por mano propia o ausencia del Estado no justifican semejante violencia"

La defensora pública federal Matilde Bruera dijo que el crimen de David Moreira en barrio Azcuénaga "se llama linchamiento y no tiene justificación posible".

Viernes 28 de Marzo de 2014

La defensora pública de la Justicia Federal de Rosario, Matilde Bruera, repudió el crimen David Moreira, el joven de 18 años asesinado por unas cincuenta personas que lo molieron a golpes el sábado por la tarde en barrio Azcuénaga luego de ser señalado como autor de un robo a una mujer. Para la abogada el asesinado "no puede justificarse de ninguna manera" y sostuvo que se trató de un delito "grave y cobarde".

"Es un hecho que me ha sacudido muchísimo, como a toda la opinión pública rosarina", dijo Bruera, para quien lo que sucedió en barrio Azcuénaga "es un hecho que no se puede justificar de ninguna manera, ni como justicia por mano propia ni como por ausencia del Estado", porque "estos argumentos no justifican semejante violencia".

En diálogo con "Trascendental" de La Ocho, Bruera cuestionó "que la sociedad que repudia la comisión de un delito cometa un delito mucho más grave contra una persona indefensa", y calificó al hecho como "un delito cobarde", porque significó "una verdadera masacre, tortura y violencia que se ha despertado contra una persona que de alguna manera estaba absolutamente indefensa que fue golpeada por una cantidad de personas hasta la muerte".

"Esto se llama linchamiento y no tiene justificación posible", dijo Bruera. Para la abogada, si tratamos de justificar el delito como solución ante un conflicto "se puede justificar tanto el robo como un asesinato, y esto se convierte en una selva". Afirmó que para eso el Estado tiene un sistema penal y otros mecanismos institucionales y sociales para solucionar los conflictos".

Para Bruera, lo sucedido esta semana interpela al sistema penal, que "tiene que ponerse en alerta contra este tipo de situaciones, investigar los delitos como corresponden, prevenir los hechos que a la sociedad les molesta como son los arrebatos y los asaltos". Pero a su vez "sentar una posición muy fuerte e investigar realmente quiénes fueron los autores de este hecho y mediante el sistema legal que esta establecido para todos los ciudadanos determinar el castigo que corresponda".

"Mientras tanto, a los ciudadanos nos queda repudiar este hecho, porque el delito no puede ser la forma de solucionar los conflictos sociales. Y mucho menos este delito tan grave y cobarde", concluyó la defensora pública federal.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario