Policiales

Apuntan a vecinos por el asesinato de un hombre

Esteban "Chicho" Candia fue baleado la tarde del sábado cerca del Fonavi Guereño. Estaba con prisión domiciliaria y llevaba puesta la tobillera.

Lunes 24 de Diciembre de 2018

Enrique "Chicho" Candia terminó tirado muerto sobre un tejido a 50 metros del Fonavi Guereño de Mármol y Vuelta de Obligado, en Villa Gobernador Gálvez. Tenía 27 años y hacía cuatro meses que estaba en prisión domiciliaria con tobillera electrónica. Según contaban ayer el sábado unos vecinos del Fonavi lo buscaron para matarlo. Ya venía sufriendo amenazas y si bien la causa de la muerte ayer no estaba clara, se imponían dos versiones: una vieja bronca con los hermanos L. sin descartar rumores que lo vinculaban con la familia Bassi, ya que en ese Fonavi vivía Osvaldo "Popito" Zalazar y al parecer Chicho fue investigado judicialmente hace cuatro años por el asesinato de Aldo Acosta. Esa banda habría tenido problemas con los hermanos L.


Según familiares de Candia la mañana del sábado comenzaron los encontronazos. Chicho vivía con su familia al final de la calle Mármol a 50 metros del Fonavi donde viven quienes lo agredieron. "El mismo sábado Carlos y Abel L., y un pibe que se llama Lucas vinieron hasta mi casa y nos dijeron que nos iban a Matar. Chicho estaba sentado en la puerta y se vinieron para la casa, le pegaron a mi suegro. Yo los encaré y me gatillaron dos veces con una nueve pero no salió el tiro", contaba ayer a la tarde Magdalena, a metros de donde cayó su marido.

Luego de ese hecho la mujer hizo la denuncia y llegó la policía, pero cuando los efectivos se retiraron todo fue peor. Ella se llevó a los hijos a la casa de una amiga y Chicho, según Magdalena, se metió adentro de la casa porque "no estaba armado y tenía una tobillera". Sobre las 15 el asunto no mejoraba. "Los hermanos L. se vinieron para mi casa gritando y tirando tiros. Se metieron adentro y Chicho quiso escapar, saltó el alambrado y uno de los hermanos le disparó varias veces: le dio dos tiros, uno en el pecho y otro debajo de la axila. Murió ahí", dijo.

Según dijeron otros vecinos, a uno de los L. se lo vio por el barrio y en el negocio que tienen en la zona. "Hacen lo que quieren, parece que tienen un tío policía", dijo una vecina.

Pasadas las 16.30 llegó al Hospital Clemente Alvarez un hermano de los L., Abel, de 24 años, con traumatismos de distinto tipo. Quedó internado en el Heca y testigos aseguraron que también estaba cuando atacaron a Chicho. Quedó detenido bajo custodia de la seccional 29ª.

"Hace años que Chicho tuvo una discusión con estos L. Es más, cumplía una pena de prisión porque lo ensuciaron con un crimen que no cometió y cuando se presentó el que mató a esa persona a él le dieron domiciliaria", agregó Magdalena.

En el lugar se recolectaron múltiples vainas servidas calibre 9 milímetros y de entre las ropas de la víctima secuestraron proyectiles, describieron los voceros de Fiscalía. Por su parte la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro ordenó la intervención del Gabinete Criminalístico y de la División de Homicidios de la Policía de Investigaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});