Policiales

Apresan al presunto líder de una violenta banda de barrio Plata

Lo acusarán de comandar un grupo que con amenazas y uso de armas de fuego usurpaba viviendas.

Domingo 13 de Enero de 2019

Después de más de 15 días escapando de la Justicia, el llamado "Manco" o "Gitano" Oscar César G., un hombre de 47 años sindicado como jefe de una asociación ilícita dedicada a la usurpación de viviendas en la zona sur de Rosario con métodos de extrema violencia y balaceras, cayó detenido ayer a la mañana en una casa de Las Flores al 3700. El martes será imputado por variados delitos, como tentativas de homicidios, amenazas calificadas y abuso de armas. Hace dos semanas otras cinco personas habían sido detenidas acusadas de integrar el grupo, cuya actividad es monitoreada en varias investigaciones judiciales. También se los vinculó a una feroz balacera contra los ocupantes de una casa ubicada en Savio y Bulevar Oroño, donde resultaron heridos un joven de 18 años, una chica de 23 y su hijo de un año y medio.

El Manco o Gitano G. no es un actor desconocido en el mundo del hampa local. Siempre asentado al sur de Rosario, más precisamente en barrio Plata (Circunvalación, Ovidio Lagos, Uriburu y Avellaneda), supo vincularse con sus vecinos de Las Flores y La Granada donde operaba la banda de Los Monos.

Es así que el Manco figura en las anotaciones de viejos investigadores conectado con Jorge Alberto Laferrara, un ex socio de andanzas del viejo Ariel Máximo Cantero con quien cayó detenido en el año 2000 en Corrientes ingresando al país un cargamento de 150 kilos de marihuana.

El tipo de actividad atribuida al Manco es un negocio con dominio del territorio en base a acciones de extrema violencia y delitos contra la propiedad cuya traducción son las citadas ocupaciones ilegales, acción que busca arraigar geográficamente el negocio para la venta de droga, según sospechas del Organismo de investigaciones del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

La búsqueda

Un primer paso para desbaratar parte de la estructura cuyo liderazgo se le atribuye al Manco se dio hace dos semanas, cuando en el marco de más de 15 allanamientos impulsados por el fiscal Gustavo Ponce Asahad por balaceras en barrio Plata, el 30 de diciembre fueron detenidos cuatro hombres y una mujer.

A todos se los llevó a una audiencia imputativa el 4 de enero. El fiscal les atribuyó formar parte de una asociación ilícita destinada a cometer delitos varios, y en los cuales no se descarta la participación de ciudadanos colombianos con vidriosos perfiles (ver aparte). La pesquisa dio sus primeras puntadas con la denuncia de usurpación de un chalé de pasaje Savio y bulevar Oroño.

El inmueble es propiedad de una martillera pública que lo heredó de sus abuelos y la tenía en alquiler. La mujer se enteró en marzo de que sus inquilinos habían sido echados de la casa por usurpadores. Entonces inició un juicio de desalojo y en junio los ocupantes fueron emplazados a abandonar la propiedad.

Según la acusación, quienes concretaron la usurpación fueron Maximiliano Alejandro Q. y Ariel Omar Q. Según el fiscal, ellos vendieron la casa en 70 mil pesos a Aldana F., quien pagó con una entrega inicial de 10 mil pesos y cuotas, pero nunca recibir documentación a cambio.

En junio de 2016 la mujer comenzó a recibir amenazas para abandonar la propiedad. Esto que llegó a un pico violento la noche del 16 de diciembre pasó un auto Chevrolet gris, el acompañante (identificado y prófugo) sacó un arma efectuó diez disparos. Un joven de 18 años, una chica de 23 y a su hijo de un año y medio que estaba frente a la casa resultaron heridos. Alexis B., fue baleado en un glúteo, a Patricia C. un balazo le fracturó la rodilla, y el nene fue herido en una pierna.

Testigos vieron alejarse el auto en contramano por Savio, seguido por un Chevrolet Corsa bordó. Las marcas de la balas quedaron en la puerta de chapa, en una ventana de madera y en la casilla del gas de la casa. Aldana F. explicó que había comprado la casa a "unos distribuidores de barrio Plata que trabajaban con una persona colombiana".

La mujer dijo que concretó la operación en un marco de "confianza, porque eran amigos". Pero todo se precipitó cuando comenzaron a hostigarla. Los sindicados le exigieron que devolviera la casa y la amenazaron con incendiar la propiedad y matar a toda su familia.

Los hermanos Q. fueron acusados por una usurpación consumada y otra que quedó en el intento, amenazas calificadas y tres tentativas de homicidio. La defraudación con la venta de la casa sólo fue atribuida a Maximiliano, de 21 años a quien además le imputaron una balacera el 25 de marzo contra una casa de Lamadrid al 2200, hecho que investiga la fiscal Susana Brindisi.

En la audiencia se ventilaron otras cuestiones no menores a la hora de pensar el entramado delictivo complejo que tienen en su manos los fiscales. Eric Nicolás R., de 23 años, trabajaba como encargado de un galpón de distribuidora de bebidas ubicado en Castellanos entre Lamadrid y Aurora, cuya titularidad se atribuye al Manco.

En el lugar se encontraron un cargador de pistola 9 milímetros y cuatro cartuchos de escopeta y Eric fue acusado de encubrimiento. Ese joven denunció en Asuntos Internos que el policía a cargo del operativo le dijo que "quería hablar con el Manco" y lo extorsionó pidiéndole 100 mil pesos.

El colombiano Mauricio A. G., de 31 años, fue acusado del mismo delito por un cartucho de escopeta hallado en una casa de Lamadrid al 3000. Dijo que estaba en ese lugar "arreglando una motocicleta" y que estaba en la ciudad visitando a su hermana pero con intenciones de regresar a su casa del complejo Don Orione, en la ciudad de Claypole. Estuvo en prisión domiciliaria en Rosario hasta el 30 de diciembre, y el mismo día fue detenido.

Por último Laura Verónica R., pareja del supuesto líder, fue apresada por el hallazgo de un revólver calibre 32 y un cargador de 9 milímetros en su casa de Lamadrid al 3700. "El arma que se encontró en mi casa no es mía", dijo la mujer, que estaba trabajando en su negocio de Constitución al 5100 y se acercó a su domicilio al saber que estaban.

El juez Héctor Núñez Cartelle le dio crédito a la acusación fiscal como integrantes de la asociación ilícita y ordenó para los cinco la prisión preventiva por 30 días. "Hay armas, personas heridas, sindicaciones directas", analizó el magistrado. En ese mismo momento el fiscal Ponce Asahad solicitó la orden de captura para el Manco.

Localizado

Con tareas de inteligencia desplegadas por la Dirección de Inteligencia Criminal Estratégica Complejas II de la Policía de Investigaciones, se realizaron allanamientos en procura del Manco. El jueves pasado se allanó un domicilio de Lamadrid 3700, donde se secuestraron teléfonos celulares y computadoras. Luego la comisión policial se dirigió al galpón de Castellanos entre Lamadrid y Aurora.

En el lugar se incautaron camiones, vehículos, maquinaria para la construcción, documentación, mercadería, un cuatriciclo, un generador, un auto VW Polo, y mercadería relacionada la distribución de bebidas alcohólicas. Pero no había rastros del prófugo. Su hija se presentó ante los policías y dijo que su padre era el propietario del inmueble, sin embargo no pudo exhibir documentación para acreditarlo.

Al tanto de que era buscado, Manco logró escabullirse de las fuerzas de seguridad filtrándose por los fondos de las casa, pero no le perdieron pisada. Ayer a las siete de la mañana el grupo táctico especial Giri II de la policía provincial montó un operativo sobre la manzana delimitada por calles Las Flores, Aurora, San Nicolás y Constitución.

Allí, en una vivienda de Las Flores 3667 se encontraba oculto el Manco Oscar César G., de 46 años, y cuyos datos indican que es soltero y con domicilio en una finca de Lamadrid 3700. El supuesto líder de la asociación ilícita cayó detenido mansamente y sin oponer resistencia, justo frente a la casa de su madre, y a tan sólo dos cuadras del depósito de distribución de bebidas que regentea.

"Este hombre está permanentemente sindicado en balaceras e investigaciones en trámite por hechos de abuso de armas. Su distribuidora tiene distintas locaciones y no es menor el dato de su vínculo con ciudadanos colombianos. Hay evidencia importante para la causa y para sostener su jefatura en la asolación ilícita", indicó una calificada fuente judicial.

El fiscal ordenó Manco que Oscar César G., quede detenido hasta la audiencia imputativa, que se realizará el martes en el Centro de Justicia Penal (CJP).

el lugar. En este pasillo de Las Flores al 3600 fue detenido Oscar G, "El Manco", ayer a la mañana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});