Policiales

Aplazan indagatoria al detenido ex jefe de la barra de Colón

Cayó hace cuatro días por matar a un custodio en un bar de la Recoleta santafesina. Sus abogados recusaron al fiscal y el juez no pudo interrogarlo.

Lunes 02 de Junio de 2014

Los abogados de Juan Abel "Quique" Leiva, ex líder de la barra brava de Colón de Santa Fe acusado de un homicidio en un boliche de la capital provincial, pidieron el apartamiento del fiscal que interviene en esa causa. En consecuencia la indagatoria al acusado, que fue atrapado hace cuatro días en el sur del conurbano bonaerense, proseguirá esta semana una vez que se resuelva la recusación solicitada.

Leiva está acusado del asesinato de Walter González Montaner, un custodio de un pub que fue asesinado a balazos el 13 de octubre del año pasado en el bar "Fiji", de la llamada Recoleta santafesina, uno de los lugares exclusivos de la capital provincial. El sospechoso fue apresado en Ranelagh, un barrio del partido de Berazategui, a partir de una investigación de la secretaría de Delitos Complejos de Santa Fe, en la que intervino la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes y el grupo táctico bonaerense Halcón.

El custodio de 37 años fue asesinado cuando pretendió intervenir ante una pelea entre dos grupos, uno de ellos de barras de Colón. Por ese homicidio fueron detenidos tiempo después otros dos barras de ese club: Miguel Orlando "Nano" Leiva, de 39 años y hermano del ahora detenido, y Alberto "Caqui" Muñoz, también de 39 años. El lunes pasado la justicia santafesina había rechazado el procesamiento de Muñoz, quien se encontraba preso desde el 10 de febrero. En tanto, con anterioridad "Nano" Leiva había sido beneficiado con falta de mérito.

Conmoción. Por la brutalidad de su ejecución y el lugar privilegiado de la ciudad en donde ocurrió, el crimen de González Montaner desató una gran conmoción en la comunidad santafesina. Los testimonios iniciales recogidos en la causa refieren que hubo una discusión entre barrabravas de Colón y dos patovicas que tras salir de su lugar de trabajo habían ido a terminar la noche en el bar Fiji. Que estos últimos, por su destreza en artes marciales, iban a prevalecer en la pelea. Hasta que la aparición de un arma de fuego terminó el pleito. Los dos custodios fueron heridos pero González Montaner murió.

Atrapado. El jueves pasado Quique Leiva, que está sospechado de la ejecución material del crimen, fue localizado en el interior de un modesto hotel de Berazategui, en la calle 113 y avenida Florencio Varela, donde se alojaba junto a una mujer. "Hacía cuatro días que lo teníamos ubicado", dijo el jefe de la TOE, comisario Adrián Forni.

Al momento del crimen de Montaner, Quique Leiva estaba en libertad en cumplimiento condicional de una condena. Tras su detención fue llevado frente al juez de Instrucción Diego De la Torre pero la indagatoria debió ser aplazada. Los abogados de Leiva, Raúl Berizzo y Sebastián Nitti, recusaron al fiscal interviniente, Jorge Andrés. En consecuencia la medida judicial se reanudará esta semana.

Forni señaló que Leiva fue seguido por la TOE y capturado por el grupo Halcón al momento de ingresar a una pensión. Estaba con una mujer oriunda de la ciudad de Santa Fe y no ofreció resistencia. En la habitación, consignó Forni, se le secuestró un revólver calibre 38 Special con cinco proyectiles.

"Nos interesa dar el mensaje de que hay homicidios que no generan detenidos inmediatamente pero eso no signifique de que se dejen de lado las investigaciones. En este caso llegamos a la persona acusada siete meses después", dijo Forni.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario