Policiales

Allanaron la comisaría 7ª en el marco de la investigación por la muerte de Franco Casco

Se secuestró numeroso material informático que será sometido a peritajes para saber si contiene información útil para la causa del muchacho de Florencio Varela que apareció muerto en octubre de 2014.

Jueves 02 de Julio de 2015

Personal de Gendarmería allanó la comisaría 7ª, de Cafferata al 300, en la búsqueda de material que pudiera resultar de utilidad en el caso de la muerte de Franco Casco, el muchacho de veinte años de Florencio Varela que fue detenido en Rosario en octubre del año pasado y luego desapareció, hasta que fue encontrado sin vida en el río Paraná.

El abogado Santiago Bereciartúa, querellante por la secretaría de Derechos Humanos de Nación, indicó que el allanamiento fue ordenado por el juez Carlos Vera Barros en la causa por la desaparición de Franco Casco. "Se ha secuestrado material informático, muchas computadoras que, cuando se hagan los análisis respectivos, veremos qué arrojarán, si hay algo pertinente o no para la causa", indicó.

También destacó que se hizo una inspección ocular debido a que hay un nuevo fiscal, que no participó del anterior allanamiento.

Además, se secuestraron "telefonos móviles de personal policial que estaba en funciones al momento de la desaparición de Franco Casco", entre el 6 y 7 de octubre de 2014.

Franco Casco, que era padre de un niño de 3 años, llegó a Rosario el 29 de septiembre de 2014 para visitar familiares en Empalme Graneros. Una investigación posterior reveló que Casco estuvo fue detenido el lunes 6 de octubre y llevado a la comisaría 7ª, y que habría sido liberado la noche siguiente. Sin embargo, ya no volvió a ser visto con vida, hasta que finalmente fue encontrado sin vida en el río, frente al Parque España.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario