Policiales

Allanan un búnker de barrio Ludueña Sur y demoran a 25 personas

La Gendarmería Nacional allanó anoche un búnker del barrio Ludueña Sur donde demoró a 25 personas y detuvo a un hombre que realizaba la comercialización al menudeo de la droga.

Jueves 08 de Mayo de 2014

La Gendarmería Nacional allanó anoche un búnker del barrio Ludueña Sur donde demoró a 25 personas y detuvo a un hombre que realizaba la comercialización al menudeo de la droga. Además, entre quienes fueron arrestados preventivamente, hay un joven que fue sindicado como "custodio" o "soldadito" del lugar, quien estaba sentado dentro de un auto abandonado y no tenía armas. En los dos allanamientos realizados por tres grupos tácticos de la fuerza nacional se incautaron unos 400 gramos de marihuana y 100 gramos de cocaína fraccionadas para su comercialización, en uno de los lugares; y 10 bochas de marihuna y 20 de cocaína en un sitio vecino.

Los allanamientos se realizaron en pasaje Túnel al 500 (Urquiza al 4100) y fueron ordenados por el juez federal Carlos Vera Barros tras una investigación de la fiscalía a cargo de Marcelo De Giovanni y la propia Gendarmería durante el mes que lleva en la ciudad. "Hoy allanamos el búnker instalado para captar la demanda que había quedado desabastecida por el cierre de las instalaciones desarticuladas este fin de semana. La oportuna intervención del juez arrojó resultados gracias al efecto sorpresa", dijo el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien supervisó el procedimiento desde Buenos Aires a través del sistema de comunicaciones unificado instalado en Rosario.

El ingreso al búnker fue realizado por dos equipos en simultáneo. Uno a nivel del suelo y otro por un primer piso al que se accedió por una escalera ."El ingreso al búnker estaba sellado por una puerta de hierro de 20 centímetros de espesor. Los efectivos de Gendarmería tuvieron que ingresar por un ventiluz del primer piso para lo que se montó una escalera por el balcón y desde ahí se rompió la pared sobre una ventana para poder acceder", señaló el funcionario.

Lo llamativo, dijeron pesquisas en el lugar, es que el búnker "era un departamento en un primer piso, pero adentro todas las aberturas estaban selladas por ladrillos y había mucha basura".

Barra brava. En la esquina de Río de Janeiro y Urquiza, a metros del búnker, hay una plaza en la que suelen reunirse miembros de la barra de Rosario Central, muchos de los cuales anoche fueron demorados para recabar sus antecedentes. "Este búnker hace como tres años que está acá y dicen que lo comanda un tipo muy conocido de la hinchada", deslizó un vecino por lo bajo.

En una de las viviendas de la cuadra había un llamativo cartel escrito a mano. "Este no es el búnker, es al lado", dice el papel. "Hicimos muchas denuncias y ahora al fin se hizo algo. Acá vienen pibes a la plaza pero no sabemos si son del búnker o no", dijo una antigua vecina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario