POLICIALES

Allanamientos para esclarecer un crimen y una saga de balaceras

Los investigadores vinculan ambos hechos a la disputa por el control territorial del narcomenudeo.

Domingo 14 de Junio de 2020

Durante la segunda quincena de mayo el barrio 7 de Septiembre y sus zonas aledañas fueron escenarios de feroces balaceras y un crimen que los investigadores vinculan a la disputa por el control territorial del narcomenudeo. En ese marco, ayer a la mañana agentes de la Agencia de Investigación Criminal, con órdenes de allanamientos libradas por el fiscal de Delitos Complejos Matías Edery, realizaron seis allanamientos en los cuales encontraron drogas, un arma de fuego y se detuvo a dos hombres, uno de los cuales tenía un pedido de captura desde 2015.

Durante mucho tiempo el barrio 7 de Septiembre fue una zona regenteada por Roberto del Valle "Tuerto Boli" Padilla Echagüe, asesinado el 4 de diciembre de 2012. A él lo sucedió en el negocio Gustavo "Tuerto" Cárdenas, sospechado de ordenar su crimen y quien extendió sus dominios a los barrios Emaús, Fisherton Noroeste, La Bombacha, Hostal del Sol y Empalme Graneros hasta que cayó preso en octubre de 2014.

Tras ellos apareció el nombre de Gustavo "Toro" Martinotti, un ex barra de Central que estuvo preso en Coronda hasta 2006 cuando la Cámara Penal le anuló una condena a 12 años de cárcel por falta de pruebas. Sin embargo, en los últimos años su nombre reapareció cuando su hermana lo denunció por vender drogas y balear su casa. El hombre cayó nuevamente en mayo de 2019 y le secuestraron más de un kilo de cocaína, cuatro pistolas y municiones.

Volviendo a la actualidad, el 13 de mayo pasado Rodrigo "Roro" Soraire tomaba una lata de energizante en Martínez de Estrada al 7900 cuando lo ejecutaron desde un auto con diez tiros. Los vecinos lo vincularon con Martinotti y lo definieron como un soldadito con problemas de adicción. Por el crimen los investigadores pusieron en la mira a un muchacho al que apodan "Guille" y que seis años atrás, en Schweitzer al 7900 recibió tres balazos en que lo dejaron en grave estado algunas semanas.

Tiros a toda hora

A partir del crimen de Soraire la zona entró en estado de ebullición y comenzó un ida y vuelta de balas que se extendió desde Martínez de Estrada al 7700 hasta Mamboretá al 1400 bis, en el barrio Larrea. Días después en varios allanamientos hubo presos y el secuestro de una escopeta y una pistola calibre 40.

Ayer, los pesquisas volvieron a la zona para nuevos allanamientos en dos viviendas de Mamboretá al 1300 bis, en una de las cuales se incautó marihuana picada, cogollos y una pipa para fumar droga por lo que Fernando David L., de 27 años, quedó a disposición de la Justicia Federal. También se allanaron casas en Juan B. Justo al 7100, Mamboretá al 1400 bis y Donado al 1300 bis donde fue detenido Alexis Emanuel M., quien tenía un pedido de captura desde abril de 2015. En esa finca los policías incautaron cinco celulares, una pistola Bersa Thunder 9 milímetros con su numeración limada y el cargador completo además de cartuchos de distintos calibres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario