POLICIALES

Allanamientos en Chaco y Misiones por estafas a vecinos de Rafaela

Mediante el cuento del tío les decían que tenían que entregarles su dinero porque saldría de circulación. Se hicieron de $ 800 mil y u$s 180 mil.

Jueves 03 de Diciembre de 2020

Un joven de 23 años detenido y el secuestro de una importante suma de dinero en efectivo, varios vehículos de distinto porte, joyas, celulares y documentación bancaria fue el resultado de tres allanamientos realizados en las provincias de Misiones y Chaco en el marco de 25 investigaciones por estafas reiteradas mediante el “cuento del tío” que lleva adelante el fiscal Martín Castellano, quien está a cargo de la Sección Criminalidad Económica y Compleja de la Unidad Fiscal de la ciudad de Rafaela.

Los procedimientos se realizaron entre la madrugada del martes y las primeras horas de ayer en dos casas de la ciudad de Resistencia, ubicadas en calles Hernandarias al 700 y 25 de Mayo al 2000; en una finca de avenida Quaranta al 3700 de Posadas; y en tres casas de la ciudad de Oberá: una ubicada en avenida de Los Inmigrantes y Juan Areco donde reside el principal sospechoso de las maniobras, identificado por fuentes policiales como Diego M., de 51 años y pertenciente a la comunidad gitana; otra en la manzana F del Barrio 62 Viviendas; y una más en calle Santiago del Estero 34.

Los operativos fueron dispuestos por el fiscal Castellano en el marco de 25 expedientes abiertos por estafas telefónicas cometidas entre 2018 y 2019 bajo la modalidad conocida como “cuento del tío” en perjuicio de víctimas residentes en Rafaela y otras localidades del centro oeste santafesino. De acuerdo a un cálculo hecho en función de lo manifestado por las víctimas en esa fiscalía, el monto total de las estafas suma unos 800 mil pesos y 180 mil dólares.

Además, en una de las casas allanadas se detuvo a Jonathan Ezequiel M., de 23 años, quien está investigada en esta causa y tenía un pedido de captura ordenado por la Justicia federal.

Las víctimas (en su mayoría adultos mayores) recibieron llamados telefónicos en sus domicilios particulares por parte de personas que, de manera engañosa, simulaban ser familiares y les indicaban que debían cambiar en un banco los billetes que tenían en sus casas porque los que poseían iban a dejar de circular.

En ese sentido, y para lograr el desprendimiento patrimonial de las víctimas, los timadores recurrieron a diversas instrucciones engañosas mediante las cuales distintas personas que decían representar a los bancos en cuestión pasaban luego por los domicilios de las víctimas y retiraron importantes sumas de dinero, ya sea en moneda nacional como extranjera.

La investigación permitió saber que la mayoría de los llamados telefónicos se efectuaron desde teléfonos celulares y las antenas de los mismos los ubicaron en la provincia de Misiones. En ese marco se secuestraron once autos, siete camionetas, tres camiones, 190 mil pesos y 2 mil dólares en efectivo, varios teléfonos celulares, un sinnúmero de joyas y documentación bancaria. Según estimaciones de los investigadores, el total de lo incautado sumaría unos 50 millones de pesos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario