Policiales

Alarma en el country Kentucky por denuncias de robos

Se denunciaron dos escruches. Y una escribana sorprendió a un hombre en su casa que escapó sin nada. Son hechos muy atípicos: las viviendas no estaban revueltas y el valor de lo hurtado es menor.

Miércoles 03 de Octubre de 2012

Tres hechos delictivos conmocionan por estos días a los habitantes del exclusivo country Kentucky de Funes. Se trata de dos escruches —los atracos que se cometen en casas en ausencia de sus moradores— y un intento de robo conjurado por la llegada de la dueña de la vivienda quien, según denunció, se topó cara a cara con un intruso que logró escapar. Fuentes policiales coincidieron en lo inusual de los hechos, no sólo por las rigurosas medidas de seguridad existentes en el predio que dificultan el ingreso de desconocidos, sino también por los exiguos botines denunciados como robados y la ausencia de detalles típicos de este tipo de delitos. Por ejemplo, que las casas no hayan sido revueltas y que los ladrones hayan dejado intactos objetos de valor que estaban a su alcance.

El jefe de la comisaría 23ª de Funes, Daniel Acosta, confirmó que los robos se conocieron el lunes, horas antes de denunciarse el intento de atraco en otra vivienda del country. "Dos familias que se ausentaron durante el fin de semana descubrieron al regresar que habían sido víctimas de robos tipo escruche. En un caso, los propietarios se habían ausentado el jueves y en el otro, el viernes", explicó el comisario.

Según el oficial, en uno de los hechos los intrusos ingresaron por una ventana y se llevaron joyas y una escasa cantidad de dinero al parecer sustraídos de una mesa de luz. En el otro, entraron por una puerta corrediza y se llevaron alrededor de 1.500 pesos —parte en moneda extranjera— y dos relojes.

Raro. En ambos casos resultó llamativo que los ladrones no hubieran dejado todo revuelto como suele ocurrir en los escruches. "Un delincuente que entra a cometer un robo de este tipo da vuelta hasta las medias y esto no ocurrió en ninguno de los dos casos. Y otra cosa extraña es que no hayan llevado cosas de valor que usualmente son las primeras en robarse, como una tablet que apareció intacta en una de las viviendas", sostuvo Acosta.

Así, entre las líneas de investigación que se analizan no se descarta nada a la hora de pensar en los responsables del atraco, en un abanico que va desde los cientos de personas que concurren diariamente a trabajar al predio hasta algunas travesuras de adolescentes que viven allí, como ya ha ocurrido en otros barrios privados del país.

"Es raro y no se descarta nada", se limitó a decir el jefe de la comisaría funense, y agregó que nunca hubo, "al menos en los últimos diez años", hechos como estos en el Kentucky.

Sorpresa. Horas después se registró otro hecho delictivo cuando, al regresar a su casa, una escribana se encontró cara a cara con un hombre que habría ingresado con fines de robo. En este caso, el robo no se concretó ya que el intruso escapó por un balcón hacia un jardín. Y si bien la víctima se comunicó con la guardia del predio, la búsqueda resultó infructuosa.

El esposo de la víctima, un abogado identificado como J. R., confirmó a este diario que el hecho ocurrió el lunes alrededor de las 19.30 cuando su esposa volvió a su casa. "Estaba muy apurada porque tenía trabajo que hacer, así que dejó algunas cosas en la cocina comedor, encendió la computadora y se puso a trabajar convencida de que no había nadie más", relató.

En ese contexto, con la casa semioscura porque estaba cayendo el sol, la mujer se sorprendió por demás cuando escuchó ruidos en la zona del living. "Pensó que podría ser una de nuestras hijas, que tal vez no había ido a la facultad. Entonces abrió una puerta y vio la silueta de un hombre que inmediatamente salió corriendo por la escalera hacia la planta alta. Mi señora cerró la puerta, agarró el celular y salió de la casa para llamar a la guardia de seguridad, pensando que el tipo todavía estaba en la casa", añadió el dueño de la propiedad.

Aparentemente, el intruso salió por un balcón terraza de la planta alta y desde allí logró —saltando o descolgándose— ganar un jardín para escapar. En tanto, el personal de seguridad inició un rastrillaje por el predio. Según se comentaba ayer entre los tantos rumores que circulaban al respecto, algunos vecinos enfurecidos por la situación se habrían sumado a la búsqueda, incluso al volante de un par de carros de golf.

La búsqueda resultó infructuosa: nadie lo vio. El dueño de casa imaginaba que el intruso había logrado esconderse en algún lugar ya que escapar a la carrera del predio no debe ser tarea fácil teniendo en cuenta que su casa se encuentra a unos 500 metros del cerco perimetral del country. "Lo tendrían que haber visto y atrapado", evaluó.

No robaron. En este contexto, el abogado desmintió versiones que circularon durante la tarde de ayer acerca de que el intruso había sustraído una importante suma de dinero. "No nos robó nada. Creo que porque no tuvo tiempo. El tipo estuvo en nuestro cuarto, pero no había señales de que hubiera alcanzado a revisar demasiado", sostuvo.

En este sentido, ayer el abogado se preguntaba —seguramente en sintonía con casi todos sus vecinos del country— cómo habría hecho el intruso para ingresar en el predio habida cuenta de las medidas de seguridad con que cuenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS