POLICIALES

Acusaron al hombre que tenía un fusil FAL en un aguantadero de Villa Gobernador Gálvez

Había sido detenido el sábado por agentes del Comando Radioeléctrico que le secuestraron otras armas y cuatro autos robados

Martes 09 de Febrero de 2021

El hombre al que la policía le secuestró un fusil FAL, una escopeta de repetición calibre 12/70 y al menos tres armas de puño, continuará en prisión preventiva hasta el próximo 10 de marzo luego de que la jueza Paula Álvarez le dictara 30 días de prisión preventiva. Raúl Ezequiel M., de 31 años, había sido acusado por el fiscal Damián Cimino por los delitos de robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda, portación ilegal de arma de fuego de guerra, tenencia ilegal de arma de fuego de guerra y de uso civil, acopio de municiones y encubrimiento. Además le habían secuestrado cuatro autos que tenían pedido de secuestro por haber sido robados.

Entre los autos secuestrados había un Ford Focus que, según fuentes policiales, podría haber sido utilizado en el homicidio de Luciano Nahuel “Chano” Gómez, el joven asesinado la tarde del lunes 1º de febrero mientras jugaba con su hijo de 4 años en la plaza del Triángulo de barrio Acindar. Según la hipótesis esa auto es en el que continuaron su fuga tras incendiar el vehículo en el que llegaron los homicidas a la escena del crimen. Raúl M. no fue acusado por el asesinato de Luciano Gómez, que es investigado por el fiscal Ademar Bianchini.

El sábado pasado a las 4.30, aproximadamente, dos hombres robaron un auto Chevrolet Corsa gris plata en pasaje 529 al 300, en la zona de Molino Blanco y a metros del arroyo Saladillo. Efectivos del Comando Radioeléctrico iniciaron una persecución. Dos patrulleros tomaron por avenida San Martín de Rosario hacia el sur y atravesaron el límite con Villa Gobernador Gálvez. En inmediaciones del cementerio de la vecina localidad, en el cruce de Temporelli y Pasaje A. el Corsa detuvo su marcha. Varios hombres bajaron y comenzaron su huida a la carrera aprovechando la oscuridad de la madrugada. Uno de ellos ingresó a una vivienda que en apariencia era un aguantadero.

>>Leer más: Secuestran un auto que habría sido usado por los autores del crimen en la plaza de barrio Acindar

Allí Raúl M. fue detenido y a su alrededor los policías decomisaron un verdadero arsenal. Dos armas largas _un fusil FAL calibre 7.62_ y una escopeta a repetición calibre 12/70_ y al menos tres armas de puño: un revólver calibre 38, una pistola 11.25 (la vieja 45) y otra calibre 22. Además se encontró gran cantidad de municiones, en su gran mayoría cartuchos de diferentes calibres, y alrededor de 10 mil pesos. De las armas la que sobresalió por su poder fue el FAL, un arma que “tiene el poderío para perforar varios modelos de chaleco balístico; travesar algún tipo de pared o el chasis de un auto de calle y tiene un alcance efectivo de mil metros", según explicaron peritos balísticos.

En las inmediaciones de la vivienda estaban estacionados el Corsa y tres rodados con pedido de captura. Un Ford Focus de color rojo en el que había una pistola y bidones con combustible (robado el 2 de febrero); un Peugeot 408 de color azul, con pedido de captura por haber sido robado el 31 de enero, y un Chevrolet Meriva. El primero de los vehículos mencionados está en la carpeta de los investigadores en la pesquisa el crimen de “Chano” Gómez perpetrado en la plaza ubicada en Ramón Lista al 3300.

Según una de las hipótesis de trabajo sobre el crimen de “Chano” Gómez, quienes mataron a Luciano en barrio Acindar llegaron hasta la plaza del Triángulo en un Fiat Palio azul. Ese vehículo había sido robado días antes en Callao y Presidente Quintana, en el sur de Rosario, y fue hallado incinerado luego del homicidio en un camino rural cercano a Villa Gobernador Gálvez. Sin embargo, se presume que luego de quemar ese auto los homicidas robaron a punta de pistola un Ford Focus color ladrillo para continuar con el escape. Según dio a conocer el jefe de la Unidad Regional II, Adrián Forni, ese vehículo se trataría del auto secuestrado. “Lo primero que hicieron los autores del crimen fue quemar un Fiat Palio que previamente fue rociado con combustible. Y haber encontrado ayer bidones de nafta en uno de los autos secuestrados abona esa hipótesis”, dijo el jefe policial.

>>Leer más: Señales de alerta: hallan casquillos de un fusil de guerra en la escena de un ataque a balazos

Una de las preguntas en la calle luego de que Raúl M. cayera en manos de la policía es a quién pertenecerían las armas. Esa pregunta no se planteó en la audiencia, pero en los recovecos del hampa señalaron que pertenecen a una gavilla que opera con mano de obra que supo trabajar para Leandro "Pollo" Vinardi, condenado en 2016 a 13 años de prisión por el crimen de Sergio Pared, ocurrido el 14 de febrero de 2013. Al Pollo se lo vinculó a la banda de Los Monos y a la del detenido Sergio "Quemado" Rodríguez, condenado por el triple crimen de la Villa Moreno. “Es gente del Pollo Vinardi que labura en Villa Gobernador Gálvez”, explicó una fuente consultada. Los investigadores continúan siguiendo el camino del FAL secuestrado, ya que infieren que fue utilizado en un ataque a balazos contra una vivienda de pasillo en Sabattini al 3100, dos días antes del cruel asesinato de “Chano” Gómez.

El fiscal Cimino acusó a Raúl M. por los delitos de robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego en poblado y en banda en concurso real con portación ilegal de arma de fuego de guerra; tenencia ilegal de arma de fuego de guerra y de uso civil; acopio de municiones y encubrimiento. En la audiencia, según confiaron fuentes tribunalicias, no se hizo mención al homicidio de “Chano” Gómez. La jueza de garantías Paula Álvarez le dio la derecha a la calificación propuesta por la fiscalía y le dictó al acusado una prisión preventiva por 30 días.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario