Policiales

Acto y recuerdo a tres años del triple crimen de villa Moreno

El encuentro será a partir de las 20 en la misma cancha del Club Infantil Oroño donde mataron a Jere, Mono y Patóm. 

Sábado 03 de Enero de 2015

Pasaron tres años desde que una banda armada liderada por Sergio “El quemado” Rodríguez, buscara venganza por un ataque a tiros contra su hijo Maximiliano y le quitara la vida a tres muchachos inocentes y ajenos a la pelea que sólo festejaban la llegada de un nuevo año: Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez. Fue en una canchita de fútbol ubicada en el corazón de la villa Moreno y desde entonces, gran parte del barrio, los familiares de las víctimas y los militantes del Movimiento 26 de Junio (Frente Popular Darío Santillán) donde estaban enrolados los muchachos muertos, llevaron adelante una lucha incansable para que se haga justicia. Hace muy pocos días vieron con satisfacción que ese sueño se hacía realidad y que los acusados por aquel triple crimen eran condenados a altas penas de prisión. Por eso hoy, todos aquellos que fueron parte de esa lucha se volverán a encontrar en una cena en la que según Pedro Salinas, referente del Movimiento 26 de Junio, “se celebrara la lucha y se honrara a los compañeros asesinados”.

   El encuentro será a partir de las 20 en la misma cancha del Club Infantil Oroño donde mataron a Jere, Mono y Patóm. “Se aprovechará el momento para reconocer el trabajo que hicieron junto a nosotros organizaciones sociales, legisladores y periodistas”, dijo Salinas. Y recordó que “el que pasó no fue un año más porque los últimos dos meses de 2014 concentraron toda la carga de angustia, dolor y expectativas que fuimos apilando en tres años para ser volcadas de forma infatigable en las puertas de los Tribunales”.

Por qué celebrar. “Fueron muchos los que por estos días nos remarcaban la paradoja de «celebrar» la Justicia y algunos hasta se envalentonaron en un tono aleccionador. Así las cosas, y por innecesario que parezca, nos tomamos algunas líneas para enmarcar la actividad del sábado. A nadie se le escapa que suena ridículo e indignante «celebrar» la Justicia pero lo que queremos no es sólo celebrar, sino también agradecer porque este triste hecho inauguró un proceso de movilización que apostó a recorrer los caminos institucionales, renegando del atajo circular de la violencia que deviene en caldo de cultivo para la deliberada estigmatización de nuestros pibes y nuestros barrios”, dijo Salinas.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS