Policiales

Aceptó una condena a 12 años de cárcel por crimen de un vecino

Silvio "Monito" Aranda admitió haber matado de un puntazo a Carlos Díaz en 2016, a raíz de un conflicto originado en un cable de luz del que el vecindario se enganchaba

Miércoles 08 de Septiembre de 2021

Un hombre fue condenado a 12 años de prisión por haber asesinado a un vecino de una puñalada en 2016 a raíz de un conflicto en torno a un cable de energía eléctrica. Se trata de Laureano Silvio Aranda, de 29 años y apodado “Monito”, quien admitió la autoría del hecho mediante un juicio abreviado acordado por la fiscal Marisol Fabbro y la defensa, el cual fue homologado por los jueces Ismael Manfrin, Patricia Bilotta y Nicolás Vico Gimena.

Un contexto de pobreza extrema derivó en el homicidio de Carlos Díaz la noche del 31 de mayo de 2016 en inmediaciones de Cabal al 1600 bis. En ese asentamiento ubicado en la parte más pobre de Empalme Graneros, la mayoría del vecindario tomaba la luz de un cable ubicado en un poste cercano a la casa de la víctima como de la familia Aranda.

Esa noche, alrededor de las 21, se cortó la energía en la humilde vivienda de los Díaz y entonces Carlos, de 46 años, tomó una escalera para ir hasta el poste y reconectar el cable. Uno de sus hijos, Edgar, lo acompañó hasta el lugar. Entonces algunos miembros de la familia Aranda que se encontraban cenando en su casa salieron a increpar a ambos. Al parecer, los conflictos por ese cable que al parecer venía de la iglesia ya habían ocasionado entre ambas familias, con acusaciones cruzadas de cortar el cable o de mezquinarlo.

Según se reconstruyó en la pesquisa Carlos estaba por subir a la escalera cuando se amontonaron los Aranda y comenzaron a discutir. Edgar contó que eran muchos, “más de diez”, y que les empezaron a pegar a ambos. Agregó que él pudo sacarse de encima a los agresores a las patadas, pero que su padre lo agarraron de la campera y no pudo zafar.

También afirmó que el padre de la familia, Custodio, le pegaba a Carlos con bastón y que otro también lo golpeaba con un palo. Luego agregaría que en un momento Custodio, conocido como “Pitote”, alumbró a Díaz con una linterna, que lo arrinconaron y en ese marco Monito lo apuñaló en la zona del tórax.

El testigo indicó que en un momento agarró la escalera y se las arrojó a los Aranda, que entonces se dispersaron. Entonces se acercó a su padre, vio que perdía sangre del pecho y se fue a pedir ayuda a la comisaría. Cuando volvió su padre había muerto.

También brindó su testimonio otra hija de la víctima, Angela, que relató que cuando su padre estaba llegando al poste con la escalera cuando alguien lo iluminó —o encandiló— con una linterna que le apuntaba a la cara. “Entonces viene Monito que es hijo de Pitote, lo hinca a mi papá. Mi papá se cae y se golpea la cabeza, se levanta, camina unos pasos y vuelve a caer y no volvió a levantarse”.

Tres años prófugo

El “Mono” estuvo tres años prófugo hasta que fue detenido el 6 de junio de 2019 en inmediaciones de Ayacucho al 5900 cuando unos policías vieron a cuatro hombres caminando en la zona y éstos, al notarlos, pegaron media vuelta y se fueron para otro lado. Eso despertó la sospecha de los uniformados que fueron a identificar a los cuatro y entre ellos estaba Aranda. Así, tras consultar a la central del 911, supieron que tenía pedido de captura por el crimen y quedó detenido.

Más allá de que el acusado terminó aceptando la autoría del crimen, la investigación había esgrimido elementos en su contra. Entre ellos se citaron muchos testimonios que situaron a Silvio Aranda en la escena del crimen como el autor de la puñalada letal. Y esos testigos fueron más creíbles que algunos que en algún momento esgrimió la defensa y aseguraron que desde antes del asesinato Aranda ya se encontraba en la provincia de Chaco. Sin embargo unos vecinos lo vieron transitando los pasillos del barrio al día siguiente del homicidio.

Poco más de cinco años después de ocurrido, el caso se resolvió mediante un acuerdo abreviado entre la fiscalía y la defensa, cuyos términos fueron aceptados por la familia de la víctima, según confirmaron fuentes judiciales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario