Policiales

Aceptará perpetua por matar a su ex pareja y a cuatro familiares de ésta

Facundo Solís, el ex agente penitenciario de 34 años que a fines de 2017 asesinó a su ex pareja y cuatro familiares de ella en la ciudad de Santa Fe, aceptará mediante un juicio abreviado la pena de prisión perpetua.

Lunes 15 de Abril de 2019

Facundo Solís, el ex agente penitenciario de 34 años que a fines de 2017 asesinó a su ex pareja y cuatro familiares de ella en la ciudad de Santa Fe, aceptará mediante un juicio abreviado la pena de prisión perpetua. El próximo 24 de mayo se celebrará una audiencia ante los jueces Rodolfo Mingarini, Rosana Carrara y José Luis García Troiano quienes deberán homologar el acuerdo entre el fiscal Gonzalo Iglesias y los defensores públicos Mario Güedes y Gisela Alemandri, así como las abogadas querellantes Hilda Knaeblein y las representantes del CAJ Laura Gerard y Vivian Galeano.

Solís está detenido en el módulo C de la cárcel de Piñero, donde existen tres pabellones, dos con imputados y condenados por delitos sexuales y otro en el que se encuentran agentes policiales. En este último pasa sus días el ex agente luego de que la jueza penal Sandra Valenti ordenara que permaneciera bajo prisión preventiva sin plazos.

El femicida, que prestaba servicio en la Unidad de Traslados Judiciales y además era boxeador, está imputado de "homicidio calificado por el empleo de arma de fuego, por el vínculo y por ser perpetrado por un hombre en contra de una mujer mediando violencia de género" así como por cuatro "femicidios vinculados".

Raíd homicida

Solís admitirá así su autoría de una de las masacres más sangrientas de la historia santafesina. Ocurrió el viernes 29 de diciembre de 2017, cerca de las 14, en una vivienda de Zazpe al 4100 donde el agente penitenciario ingresó por una puerta trasera a la vivienda de su ex pareja, Mariela Noguera. Allí sacó su arma reglamentaria y mató a Yoel Airaldi quien era el novio de la hija de su ex. Luego hizo lo mismo con Aylén Tamara Soto, la hija de Mariela.

Aquella conducta de Solís tuvo un claro mensaje: causar sufrimiento a su ex pareja. Por esa razón el imputado llamó en ese momento a Mariela y le avisó que había matado a su hija y que continuaría haciéndolo con el resto de sus familiares. Cuando Mariela llegó a la propiedad, el asesino la abordó en la vereda y le disparó en la cabeza, según estableció la pesquisa judicial.

Luego Solís fue hasta la vivienda contigua donde vivía su ex suegra, Generosa Carmen Loseco, y la mató. Salió de esa casa y fue hasta lo de su ex cuñada, Sonia Isabel Noguera, y además le disparó al hijo de ésta, quien sobrevivió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario