Policiales

"A mi hijo lo mató el Servicio Penitenciario"

La madre de Alen Montenegro, el preso de 23 años asesinado hace una semana en la cárcel de Coronda en medio del alzamiento para solicitar medidas de higiene y salubridad ante la pandemia de coronavirus, responsabilizó al Servicio Penitenciario y al Estado por la muerte de su hijo.

Miércoles 01 de Abril de 2020

La madre de Alen Montenegro, el preso de 23 años asesinado hace una semana en la cárcel de Coronda en medio del alzamiento para solicitar medidas de higiene y salubridad ante la pandemia de coronavirus, responsabilizó al Servicio Penitenciario y al Estado por la muerte de su hijo.

Carmen Behler manifestó que su hijo "no era barra brava" de Colón, como se sostuvo, y tampoco tenía relación con el narcotraficante Juan Eduardo "Chunchi" Montenegro (condenado en noviembre de 2017 a doce años de prisión por comercio de drogas). "Mi hijo tenía 23 años y hacía cinco que estaba detenido. Si fue a la cancha, habrá ido dos o tres veces con su papá o solo", dijo la mujer. Y cuestionó al diputado provincial Carlos Del Frade, que tras el crimen vinculó a Montenegro con un clan narcofamiliar. "No tenemos vinculación con ellos", remarcó.

Sobre la muerte de Alen, ocurrida cuando el muchacho estaba en el techo del pabellón 9 de Coronda junto a otros internos reclamando la aplicación del protocolo de prevención para el avance del Covid-19, la mujer no dudó en achacar la responsabilidad al "Servicio Penitenciario provincial y al Estado".

"Mi hijo fue a hacer un reclamo con los otros compañeros por el coronavirus ya que querían que se tomen los recaudos por el tema de la higiene", explicó. "Todo se originó porque los internos notaron que muchos guardias estuvieron de vacaciones en Brasil y Paraguay y volvieron al penal sin ninguna medida preventiva".

"Allí no hubo pelea, no hubo motín, nada. Y cuando todo pasó mi hijo ya estaba muerto", explicó Behler. Y a pesar de afirmar que no sabe de dónde salieron las balas que mataron a Alen, dijo que "todo se va a saber, de quién más puede salir que de un agente. No fue una casualidad, tiraron al montón y mi hijo estaba parado ahí, le pegaron a él como pudo haber sido otro compañero".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario