Policiales

A juicio como coautor de un crimen en Villa Gobernador Gálvez

La investigación por el crimen de Pablo Luciano Ortiz, ocurrido la madrugada del 15 de abril pasado en Villa Gobernador Gálvez, parece haber ingresado en la recta final que desembocará en el...

Viernes 14 de Diciembre de 2012

La investigación por el crimen de Pablo Luciano Ortiz, ocurrido la madrugada del 15 de abril pasado en Villa Gobernador Gálvez, parece haber ingresado en la recta final que desembocará en el juicio a los acusados. Ayer se conoció públicamente el procesamiento de Fernando Matías Merlo, de 28 años, como uno de los coautores del trágico episodio; y casi al mismo tiempo, Jonathan Federico Ezequiel K., apresado el martes y señalado como el ejecutor del tiro que terminó con la vida de Ortiz, se abstuvo de declarar ante la jueza que lleva adelante la pesquisa (ver aparte).

Pablo Ortiz tenía 26 años y alrededor de las 4 de la mañana del 15 de abril caminaba por un pasillo de la zona de Corrientes y San Juan, en Villa Gobernador Gálvez, junto a su hermano Miguel Angel y su amigo Lisandro Ismael V. Los muchachos habían estado en la casa de Mariela, una hermana de los Ortiz, y regresaban hacia sus domicilios. Pero en medio de la madrugada algo y alguien se interpuso en sus caminos.

Emboscada. "Unos 30 metros antes de salir del pasillo mi hermano venía caminando detrás mío y en un momento escuchamos que venían unos muchachos gritando por el pasillo. Mi hermano se da vuelta y se pone a hablar con ellos. Pero ellos, sin más, comienzan a las piñas hasta tirarlo al piso y le pegaban patadas. Yo por temor me meto en la casa de un vecino porque todos sacaron los fierros y nos comenzaron a tirar a mí y a mi amigo. Yo le gritaba que lo dejen, pero no me prestaban atención. Luego de pegarle y mi hermano tirado en el suelo, dos de ellos que los reconocí con los nombres de Nando y Raúl M., que son hermanos entre sí e hijos de Ruli, y otro que se llama Jonathan K., éste se vuelve sobre su marcha y le apunta con el arma a mi hermano que estaba tirado en el piso y tras apuntarle desde cerca le pega un solo disparo en la parte de atrás de la cabeza. Luego de disparar sale corriento por el pasillo con los otros dos y tirando muchos tiros al aire. Fueron como diez con pistolas 9 milímetros". Ese fue el desgarrador testimonio que brindó Miguel Angel Ortiz ante la Justicia cuando tuvo que contar la muerte de su hermano.

Palabras más o menos, Lisandro V. repitió la misma historia del hecho del cual fue testigo directo. Incluso, el muchacho agregó un condimento especial al relato: el móvil del crimen. "Parece que un hermano de Miguel Angel y Pablo tenía una bronca con esta gente. Parece que esta gente que mató a Pablo le había pegado a un hermano de ellos y que también le querían pegar a Miguel y la ligó el pobrecito de Pablo", contó sin medias tintas. Y agregó que los acusados "siempre tuvieron problemas con todos los del barrio, y nada de piñas, siempre tiros y tiros. Ya tuvieron otro homicidio".

La autopsia al cadáver de Pablo Ortiz determinó que el muchacho presentaba diversas heridas y hematomas en distintas partes del cuerpo y, además, dos orificios provocados por un proyectil de arma de fuego: uno de entrada en la región occipital derecha y otro de salida en la región occipital izquierda, de atrás hacia adelante, de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo. La causa de la muerte: "destrucción de masa encefálica por proyectil de arma de fuego".

Reconocido. Para dictar el procesamiento de Fernando Matías Merlo, alias Nando, como uno de los autores del ataque mortal contra Pablo Ortiz, la jueza Sabatier valoró que tanto los hermanos de la víctima como el amigo que estaba con ellos cuando ocurrió el crimen señalaron a Merlo en una rueda de personas sin duda alguna lo que dio un "resultado contundente". Miguel indicó que Nando "fue quien se quedó pegándole con la pistola en la cabeza" a Pablo; Mariela sostuvo que era "una de las personas que disparaba" contra su hermano; y Lisandro V., lo señaló sin miramientos. Además, los tres coincidieron en que junto a Nando participaron su hermano Raúl y el recientemente apresado Jonathan K., quien "le pegó un tiro a la cabeza a mi hermano", concluyó la joven.

En el mismo fallo en el cual la jueza sostiene que la evidencia reunida permite sostener con el grado de probabilidad que Nando Merlo fue coautor de homcidio calificado por uso de arma de fuego, la magistrada transformó en prisión preventiva el actual estado de detención del muchacho y le trabó un embargo sobre sus bienes por 2 mil pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario