Policiales

"A Hugo Tognoli lo conozco por la televisión, ahora por el tema este, jamás hablé con él"

Carlos Andés Ascaini, el supuesto traficante de drogas citado en las escuchas que involucran el ex jefe de la policía de Santa Fe, insistió con que es inocente y que no tiene relación con integrantes de las fuerzas policiales. 

Martes 30 de Octubre de 2012

Carlos Andrés Ascaini, presunto narcotraficante de la localidad santafesina de Villa Cañás mencionado en la investigación de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de la que derivó la detención del ex jefe de la Policía provincial Hugo Tognoli, rompió el silencio. Lo hizo hoy y disparó una frase contundente: "Yo soy un preso político".

En declaraciones al programa de La Ocho "Trascendental", Ascaini, quien se encuentra detenido en el penal de Piñeyro en el marco de una investigación por tráfico de drogas, aseguró que es inocente, que las pruebas en su contra se las "plantaron" y que nunca fue vinculado con la causa que se le sigue a Tognoli. 

 
El trámite que tiene preso a Ascaini desde el 8 de mayo pasado es motivo de una árida controversia. Las fallas del procedimiento policial tienen la causa al borde de la nulidad. Y para colmo la droga que según esa acta le fue secuestrada, 1,2 kilo de cocaína, resultó tras la prueba de laboratorio ser azúcar en un 95 por ciento. La defensora de Ascaíni pidió ayer a raíz de esto su sobreseimiento.
 
La complejidad política del asunto reside en que en su comunidad, Villa Cañás, señalan de modo masivo que es un traficante con protección policial, lo que explicaría su falta de antecedentes penales.  
 
"Yo me estoy defendiendo por la causa en la que estoy hoy, yo en la causa de Tognoli no estoy imputado de nada, no me llamaron a declarar", aseguró Ascaini, "A mí en el allanamiento de 2010 jamás me llamaron a declarar, ni estoy imputado de nada, de la supuesta denuncia que la policía aeroportuaria hace, hace casi tres años, me rompieron todo. Yo tengo fotos de cómo me rompió la casa (jefe de Drogas de Venado Tuerto Alejandro) Druetta, me envenenó la pecera con pescaditos". , 
 
"Estoy muy enojado, la policía aeroportuaria dice que cuando allana mi casa, el 8 de junio de 2010, yo me fugo y dejo el mate caliente, yo no me fugo, yo no estaba en mi casa, además para que alguien se fugue tiene que tener pedido de captura o una orden de detención y yo jamás tuve una orden de captura o una
orden de detención", enfatizó Ascaini. 
 
En relación a la supuesta ayuda que le habría dado la policía cuando era seguido por la PSA, Ascaini dijo "la parte que no cuenta la policía aeroportuaria es que yo me bajo porque me sigue una camioneta y les digo: '¿vos me estás siguiendo, me querés robar?', lo hago a la vuelta de mi casa y me dicen: 'no, estamos 
buscando la casa del hijo de un médico, que vive en el centro'". 
 
"Yo les respondí: 'no loco, me seguís desde la una de la tarde y por eso llamo a la comisaría, ¿si a usted lo sigue un auto, qué hace, denuncia o se queda callado?", añadió. 
 
Ascaini contó que poseía un polirubro, donde vendía ropa que su mujer traía de La Salada y también juguetes, y también que comercializaba fiambre. "Para ellos era solamente una fachada", abundó el detenido y añadió: "La policía aeroportuaria presentó un informe en el juzgado federal que el polirubro estaba cerrado, en la avenida 59, estuvieron todo un día mirando un local cerrado, lo que no dice es que no miraron la puerta que decía 'nos trasladamos a avenida 51', ahí te das cuenta la maldad que hay para investigar". 
 
También negó tener relación con los policías nombrados en las escuchas telefónicas por las que el juez Carlos Vera Barros ordenó la detención de Tognioli. "Le tendría que explicar Oscar Ledesma, quien por lo que tengo entendido no está en la fuerza, lo retiraron después de un escándalo que hubo con el tema que había sacado unos presos, salió en todos los medios, no lo conozco, jamás hablé con él", dijo Ascaini y agregó: "A Hugo Tognoli lo conozco por la televisión, ahora por el tema este, jamás hablé con él, ni con ningún integrante de la fuerza".
 
- Usted dijo que a la droga se la tiraron adentro del auto.
 
- A mí me la plantaron a la droga, me la plantó el comisario con su gente.  
 
- ¿Qué sentido tiene entonces haberle plantado azúcar?
 
- No sé, eso es lo que no entiendo, por ahí fueron y le pidieron a la persona que están tapando ellos y en vez de darle algo bueno les dio algo para que le de el reactivo, no lo entiendo, es lo que me dice mi abogado. Habría que preguntárselo a la gente, qué sentido tiene que yo lleve un kilo de azúcar, con 40 gramos de cocaína adentro, ¿a quién le puedo vender eso? Usted fijése, cae una persona con tres kilos, con diez kilos y le dan la libertad, qué sentido tiene dejarme presó así hubiera tenido un kilo de cocaína, ahí está la maldada, una presión, yo soy un preso político. 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS