..

Piden prisión efectiva para un cura acusado de abuso sexual en Reconquista

El funcionario del MPA reiteró al juez su pedido hecho en la audiencia de medidas cautelares llevada a cabo el pasado viernes, para que se ordene la prisión preventiva por 90 días en un establecimiento carcelario.  

Sábado 30 de Abril de 2016

El fiscal de Reconquista Rubén Martínez presentó un recurso de apelación contra la decisión de otorgar prisión preventiva domiciliaria al sacerdote Néstor M., imputado por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante contra dos niños de tres años, agravado por la condición de ser ministro de un culto religioso y por producir un grave daño en la salud de un de las víctimas.

Martínez fundamentó el recurso en "el claro entorpecimiento probatorio que significa para el avance del proceso y la investigación de los hechos la presencia en Calchaquí del imputado, quien es un sacerdote de la diócesis de Reconquista, pues representa una figura trascendental para los feligreses y para la comunidad toda. Llevarlo a la ciudad de Calchaquí para cumplir su prisión domiciliaria de ninguna manera aleja el entorpecimiento probatorio", agregó Martínez.

El funcionario del MPA reiteró al juez su pedido hecho en la audiencia de medidas cautelares llevada a cabo el pasado viernes, para que se ordene la prisión preventiva por 90 días en un establecimiento carcelario.

Tal como lo publicó LaCapital en su edición del 20 de este mes, el sacerdote Néstor M., de 47 años, fue detenido e incomunicado el día anterior en el marco de una investigación por delitos contra la integridad sexual que habría cometido el cura en perjuicio de una niña de tres años y de su primo, de la misma edad.

"La denuncia fue realizada por la madre de la niña en el Centro de Orientación de Víctimas de Violencia Familiar y Sexual de la Unidad Regional 19 de la policía provincial", informó el fiscal Martínez. Y confirmó que la niña "tiene desgarro parcial de su himen y fue contagiada con el Virus del Papiloma Humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual".

Apoyo a los fiscales. Las actuaciones de Martínez recibieron el apoyo del fiscal general , Julio de Olazábal, quien visitó la ciudad de Reconquista y manifestó todo su respaldo al accionar de la Fiscalía Regional 4.

De Olazábal se refirió a la tarea de los fiscales en los casos que tuvieron repercusión pública en los últimos días, tanto el del sacerdote como el de un director de escuela que fuera detenido también por un caso de abuso. Dijo que constató que "se está actuando con objetividad y no tengo ninguna objeción que hacer". Y agregó que "los fiscales cuentan con mi apoyo en el estricto cumplimiento de la ley".

Durante su visita, el funcionario judicial aseguró que "los fiscales cuentan con mi apoyo en el estricto cumplimiento de la ley. Como cabeza de los fiscales, la ley me prohíbe participar y dar instrucciones en causas particulares. Sin embargo, debo velar por el funcionamiento del Ministerio Público de la Acusación en toda la provincia. Mi presencia en Reconquista es para velar que se esté actuando correctamente. Al juez se le debe exigir imparcialidad, y al fiscal se le debe requerir que actúe con objetividad; es decir, que investigue delitos, que analice todas las pruebas que existen y que asegure la investigación del caso", detalló.

Gente que reclama justicia. En relación a los casos que tuvieron repercusión pública en el norte provincial, de Olazábal indicó que "los fiscales iniciaron las investigaciones luego de denuncias realizadas por la ciudadanía. Es decir, no estamos frente a un actuar fiscal precipitado, sino ante gente que reclama justicia". Y añadió: "Esto aleja la posibilidad de mala voluntad de los investigadores".

Además, remarcó que "el nuevo sistema penal que tenemos en la provincia permite que si el abogado defensor de cualquier investigación entiende que un fiscal perdió la objetividad, puede solicitar su apartamiento. Ningún fiscal fue objeto jurisdiccional de un pedido de apartamiento, y esto refuerza la idea de que su accionar fue objetivo", señaló.

Por último, Olazábal también hizo hincapié en que "los fiscales no fueron los que resolvieron las medidas indicadas en las investigaciones en curso. Los fiscales, con sus fundamentos, peticionaron frente a un juez. Y el magistrado fue el que resolvió. Evidentemente, lograron satisfacer a un juez imparcial que fue el que tomó las medidas en cada investigación".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario