La Región

Piden indagar a 26 empresarios del parque industrial Sauce Viejo por contaminación

La requisitoria al juez Marcelo Bailaque derivó de una causa iniciada en 2016 por vertidos de efluentes contaminantes a las aguas del Río Coronda. El fiscal federal Walter Rodríguez también pidió la clausura preventiva de algunos establecimientos.

Jueves 10 de Diciembre de 2020

El titular de la Fiscalía Federal Nº 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, imputó a 26 empresarios y directivos de nueve empresas del Parque Industrial de Sauce Viejo apuntados como responsables del delito de contaminación ambiental peligrosa para la salud por el vertido de efluentes industriales en aguas del río Coronda. El funcionario judicial solicitó además la declaración indagatoria de los acusados y la clausura preventiva de varias empresas de las nueve investigadas en una causa por violación a la ley de residuos peligrosos que comenzó en 2016 tras la denuncia de vecinos del predio, ubicado frente al Aeropuerto Metropolitano, sobre la ruta nacional 11.

La presentación fue dirigida al Juzgado Federal N° 2 de Santa Fe y recayó en el magistrado subrogante, Marcelo Bailaque, quien también deberá resolver una medida cautelar de clausura preventiva que se encuentra pendiente de definición. Según información difundida ayer por la oficina de prensa del Ministerio Público de la Acusación, los hechos imputados tienen origen en la actividad desarrollada por nueve empresas con asiento en el Parque Industrial Sauce Viejo, ubicado a 22 kilómetros al sur de la capital provincial, en la urbanización recientemente declarada ciudad.

La investigación se inició en 2016 tras una denuncia en la que se hizo alusión al vertido de distintos productos químicos en el río Coronda, sin tratamiento previo, provenientes del Parque Industrial. La misma situación había sido manifestada anteriormente por vecinas y vecinos del Barrio Jorge Newbery, quienes alegaron la existencia de fuertes olores y el deterioro de los techos de sus casas provocado por sustancias arrojadas al desagüe que se encuentra sobre el lateral norte, dentro del Parque Industrial, que desemboca en el río Coronda.

Investigación y estudios periciales

Para desarrollar su tarea investigativa la Fiscalía federal cuenta con la participación del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina, en carácter de auxiliar. Esa repartición policial se ocupó de tomar las muestras de los efluentes líquidos provenientes de las actividades del Parque Industrial entre el 10 y 12 de diciembre de 2019 a los fines periciales; en esa ocasión los interesados fueron invitados a presenciar el acto y a ofrecer profesionales de su confianza para controlar las pruebas.

También intervinieron en las labores periciales la División Técnica de Protección Civil, de la Superintendencia Federal de Bomberos, dependiente de la Policía Federal Argentina; la Dirección Técnica del Servicio Centralizado de Grandes Instrumentos (Secegrin) y la Dirección del Instituto Nacional de Limnología (Inali), dependientes del CCT Conicet Santa Fe y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL); la Dirección del Laboratorio Central, el Laboratorio de Química Analítica y el Laboratorio de Microbiología, de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL.

Los distintos estudios arrojaron como resultado la existencia de elementos cuyas concentraciones fueron muy superiores a los permitidos por la ley 24.051 (de residuos peligrosos) y su decreto reglamentario N° 831/93.

Afectación a la comunidad

La contaminación, adulteración o envenenamiento de manera peligrosa para la salud pública, del agua y del ambiente a través de los residuos peligrosos aparece reflejada en el vertimiento de líquidos dirigidos al río Coronda y reviste un caso de competencia federal ante sus consecuencias interjurisdiccionales, de acuerdo a la ley general del ambiente.

En ese sentido, la Fiscalía que encabeza Rodríguez agregó que los sucesos que son materia de imputación, exceden a un individuo aislado y afecta a toda la comunidad que está en contacto con el ambiente, motivo por el cual fueron relevadas las zonas aledañas al Parque Industrial de Sauce Viejo, habitada por una cantidad variable de vecinos estimada entre los 250 a 600, debido a que hay viviendas de fin de semana o casaquintas.

Para la Fiscalía federal también consideró el impacto potencial provocado por la proximidad de las instalaciones de toma de agua potable en la localidad de Desvío Arijón, ubicada 14 kilómetros aguas abajo del lugar donde provienen los desagües cloacales e industriales arrojados por los establecimientos instalados en el parque industrial en cuestión.

En ese escenario se dio intervención al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación en lo relativo a eventuales medidas adecuadas para recomponer los daños causados por la contaminación ambiental, con motivo de la competencia asignada a la cartera ministerial como organismo gubernamental responsable de coordinar las políticas del gobierno nacional en materia ambiental, además de detentar las atribuciones conferidas a la autoridad encargada de ejercer el poder de policía ambiental de alcance interjurisdiccional.

El parque

En el Parque Industrial Sauce Viejo se asienta la comunidad empresarial más grande del área metropolitana de la capital provincial. Tiene 172 hectáreas de superficie y está ubicado entre la ruta nacional 11 y el cauce del río Coronda. Según sus autoridades es el de mayor crecimiento a nivel nacional a juzgar por la demanda de lotes en los últimos siete años. “En 2004 había 20 empresas radicadas que empleaban a 700 obreros y en la actualidad hay más de 50 empresas que desarrollan las más diversas actividades de producción industrial”, aseguraron.

Entre otros rubros, hay compañías que fabrican y mercantilizan agroquímicos, curtiembres, aceiteras, industrias químicas, metalúrgicas, gráficas, areneras y distribuidoras.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS