La Región

Peritarán en la UBA cabellos que podrían ser de Rosalía Jara

Fueron hallados en un campo y en el auto del único imputado. En una audiencia en Tribunales de Vera, le ratificaron la prisión preventiva

Viernes 01 de Diciembre de 2017

La Justicia informó ayer que serán enviados a un laboratorio genético de la Universidad de Buenos Aires (UBA) dos muestras de cabellos que podrían corresponder a Rosalía Jara, la joven de 18 años de la localidad de Fortín Olmos desaparecida el 1º de julio pasado. En el caso hasta el momento el único sospechoso es un profesor de educación física con quien la chica había mantenido una relación sentimental y era el padre de su hija de dos años de edad. En ese sentido, en una audiencia realizada el miércoles en los Tribunales de Vera, el juez Gustavo Gon confirmó la prisión preventiva del imputado y que siga en la cárcel de Coronda.

Los fiscales que investigan la desaparición, Gustavo Latorre y Martín Gauna Chapero, informaron que enviarán un total de 92 pelos al Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la UBA. Esto luego de que dieran negativo los estudios realizados por el Instituto Médico Legal (IML) de Rosario.

"Solicitamos un estudio de ADN mitocondrial para el que remitiremos 14 pelos que fueron encontrados en un auto que es propiedad del hombre imputado en la investigación y otros 78 pelos que fueron hallados en un nido de carancho en el suelo. Se trata de un análisis más complejo que el ya realizado", precisaron.

En relación al análisis realizado en Rosario, Latorre dijo que al IML de Rosario "se enviaron gran cantidad de pelos, y el Laboratorio Biológico Forense seleccionó 112 pelos que tenían bulbo, de los cuales, en sólo siete se pudo obtener ADN. De esos siete, sólo de tres se pudo obtener perfil genético, que son los que dieron resultados no compatibles con el de Rosalía".

Latorre también informó que "se aguardan las pericias encargadas a Gendarmería Nacional sobre a teléfonos y computadoras secuestrados a policías que están siendo investigados, a un médico de Fortín Olmos y a otra persona más".

El sospechoso sigue detenido

En una audiencia realizada el miércoles en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de Vera, el juez Gustavo Gon confirmó la prisión preventiva de Juan Valdez. El único imputado en la investigación es un profesor de educación física de 37 años, con quien Rosalía tenía una relación sentimental y una hija de dos años en común, sobre quien recién en el transcurso de esta investigación se pudo develar su verdadera filiación.

Afuera de la sede judicial, se manifestaron vecinos de Fortín Olmos junto a familiares de la joven desaparecida, que viajaron a reclamar la aparición de la joven y justicia.

La audiencia había sido solicitada por la defensa para pedir la excarcelación o una morigeración de la prisión preventiva. Los fiscales se opusieron y, finalmente, el juez ordenó que la medida cautelar continúe sin plazo.

El fiscal Latorre argumentó en la audiencia que tras conocerse que el imputado es el padre de la hija de Rosalía, uno de los principales motivos para hacerla desaparecer podrían ser los reclamos que ella le hacía para que se hiciera cargo de esa paternidad. El delito por el que se investiga a Valdez es "retención y ocultamiento de persona, con el fin de obligar a la víctima a hacer algo en contra de su voluntad".

Por otra parte, el lunes 13 de noviembre último, los fiscales Latorre y Gauna Chapero lo imputaron a Valdez en otra investigación en la que le atribuyeron la autoría de los delitos de promoción y corrupción de menores agravados y reiterados, en concurso real entre sí, y en concurso ideal con el delito de grooming. En esta nueva investigación, las víctimas son menores de edad que eran alumnas del imputado.

Rosalía vivía en la localidad de Fortín Olmos, a unos 70 kilómetros al este de Reconquista, y fue vista por última vez alrededor de las 22.30 del 1º de julio en una garita ubicada sobre la ruta 83S. Según sus familiares, tanto su DNI como el resto de su documentación y dinero quedó en su casa, con lo cual creen que no tenía pensado ir a ningún lugar. La familia teme que Rosalía haya sido asesinada o bien que fuera víctima de una red de trata de personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario