Estrictamente social

Pequeñas delicias

Los mini postres siguen marcando tendencia en pastelería. Eileen Schmidt cuenta las razones de su éxito.

Jueves 19 de Noviembre de 2020

Haciéndose eco de la pastelería francesa, los minipostres comenzaron a ser tendencia en Argentina hace 15 años. Restaurantes, pastelerías e incluso algunos bares y bodegones, fueron incorporando en sus cartas estas pequeñas porciones de degustación, que además, abren la maravillosa posibilidad de probar varios sabores, sin comer en exceso.

¿Por qué son tan tentadores? “Cumplen el sueño de todos los apasionados por las cosas dulces: degustar un poco de todo, sin la culpa de comer todo el postre entero”, afirma Eileen Schmidt, una de las pasteleras más conocidas Rosario. “Más allá de los espacios gastronómicos, son cada vez más elegidos para las mesas dulces de los eventos, donde con los postres más tradicionales, se desperdicia mucho, ya que la gente se sirve más de lo que va a consumir”, agrega.

La estética también es un condimento de esta tendencia. Los pasteleros se han convertido en verdaderos artistas para lograr representar estas versiones pequeñas de una forma delicada y atractiva. “Estéticamente son impactantes, visten mucho una mesa y ofrecen una visual de variedad de colores, sabores y formatos”, dice.

Otro punto a favor: si compras para tener en casa, hay muchos que se pueden freezar y te sacan del apuro si tenés visitas o si te agarra un antojo.

LOS MÁS PEDIDOS

“Los más clásicos que recrean las recetas tradicionales son los favoritos. Lemon pie, cheesecake, mousse de chocolate y de dulce de leche, tiramisú, cremosos de frutas y de chocolates”, relata Eileen y aclara que también depende de la época del año, ya que en invierno, hacen furor los sabores más estructurados, como chocolates, cheesecakes horneados, dulce de leche, caramelo.

Claro que la pastelería se reinventa todo el tiempo y en los últimos años surgieron nuevos sabores y combinaciones. Según la experiencia de Eileen, hoy podemos encontrar chocolate y caramelo salado, toffee, chocolate blanco con lavanda o sabores picantes, como chocolate con chile o con pimientas. También sabores de tendencia norteamericana, como key lime pie, spicy pumpkin cheesecake, pecans y algunos tropicales como maracuyá y el recurso de los triffles, que son postres en capas, alternando masas, frutas y cremas.

“Este tipo de pastelería tiene un potencial enorme, ya que nos permite ser muy creativos.

Se puede jugar con texturas, masas suaves, crocantes, con colores, cremas, frutas e inventar postres nuevos y deliciosos. Siempre brindo nuevas propuestas y el público las agradece, ávidos de seguir aprendiendo”, concluye

Receta.jpg

RECETA

Cremoso de frutos rojos

Ingredientes:

300g de frutos rojos (puede ser un mix o solo arándanos, cerezas, frutillas)

60g de azúcar

7g gelatina sin sabor

35cc de jugo de limón

300g de crema de leche

Para decorar:

Frutos rojos

Hojas de menta fresca

Viruta de chocolate

Procedimiento

Hidratar la gelatina en el jugo de limón.

Procesar los frutos rojos y agregar el azúcar.

Disolver la gelatina a baño María o unos segundos de microondas y agregar a las frutas.

Agregar la crema de leche semibatida y armar los vasitos alternando crema frutos rojos y crocante de cacao. Decorar y llevar a frío hasta el momento de servir

Crocante de cacao

Ingredientes:

100g de harina 0000

20g de cacao amargo

100g de manteca

100g de azúcar

Procedimiento:

Colocar todos los ingredientes en un bowl y trabajar con cornet o espátula hasta obtener textura de arena mojada.

Colocar en una placa limpia y llevar a horno a 180°C por espacio de 15 minutos, hasta que esté crocante. Una vez frío, guardar en recipiente hermético.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS