..

Peligran las finanzas de Roldán por un juicio heredado de otra gestión

Municipios en crisis. La medida afectaría los sueldos del personal y la prestación de servicios básicos. El pleito se originó en el gobierno de Di Santo.

Viernes 21 de Agosto de 2015

Un inminente embargo de la coparticipación provincial podría poner a la Municipalidad de Roldán ante una posible crisis financiera afectando los sueldos del personal y la prestación de los servicios básicos. La preocupante situación es consecuencia de un juicio perdido, que se originó durante la anterior gestión del ex intendente Roberto Miguel Di Santo.

Ayer el actual mandatario municipal, José María Pedretti, puso en conocimiento al cuerpo legislativo, convocando a los ediles en carácter de urgencia acompañado por el asesor jurídico Ricardo Giusepponi y reconoció que es la situación más compleja que le toca transitar en los 14 años de gestión que lleva.

Pedretti resaltó que esta situación es producto de una administración vergonzosa, desprolija y corrupta de su antecesor y confesó que si el embargo se concreta "le voy a tener que entregar la llave de la Municipalidad al Poder Judicial para que gobierne si es que puede hacerlo sin los recursos básicos que sostienen al municipio".

Contrato rescindido. En diálogo con La Capital, explicaron que el juicio contra la Municipalidad fue iniciado ante el Distrito Civil y Comercial de la 3ª Nominación por la empresa Dalfy SA a quien se le rescindió un contrato de locación de servicios que le había encomendado Di Santo con aprobación del Concejo.

La empresa demandante realizó un relevamiento catastral en diciembre de 1993 que terminó dando como resultado sendas actualizaciones de las partidas que alcanzaban a liquidaciones de hasta 2 mil dólares por contribuyente.

Ante semejante aumento, los vecinos realizaron una pueblada y masivamente se concentraron en el Concejo. La indignación terminó incluso con hechos de violencia donde varios funcionarios y concejales resultaron golpeados. En ese contexto, Di Santo dio marcha atrás con la medida y también decidió no pagar a la empresa por sus servicios.

Demanda millonaria. La empresa inició la demanda en 1996 por dos millones 180 mil pesos más un 20 por ciento de indemnización en conceptos de mejoras al catastro que la Municipalidad percibiera de la Provincia entre los años 1992 y 1996. Sumando 200 mil por daños y perjuicios lo que hacían un total de 2.380.000 pesos.

En 2007 la Municipalidad es condenada a abonar a la empresa la suma de capital que resulte de una pericia contable y el juez resuelve que el monto indemnizatorio sea de 11 millones 841 mil pesos. La sentencia fue apelada pero luego confirmada. La deuda se calcula que hoy está en 16 millones aproximadamente.

A la vez, se regularon honorarios del estudio jurídico y los peritos por unos cuatro millones de pesos. La Municipalidad plantea la inembargabilidad conforme a la ley 12.036 y propuso comenzar a pagarle este año a los profesionales disponiendo una partida de 200 mil pesos.

Pero el estudio jurídico se opuso y la Justicia hizo lugar, autorizando el pedido de embargo por efecto devolutivo sobre la coparticipación provincial, "lo que generará un desequilibrio financiero ya que no podremos pagar los sueldos ni prestar los servicios", afirmó Pedretti.

Si bien días pasados el municipio apeló este fallo, ya hay un oficio a punto de ser emitido pidiendo el embargo de las cuentas bancarias donde se deposita la coparticipación provincial y que podría estar operativo dentro de unos diez días. De ser así, la Municipalidad estaría en serios problemas financieros para asumir sus obligaciones.

Beltrán: polémica por el cierre parcial del Concejo

La decisión del Concejo de Fray Luis Beltrán de suspender la actividad administrativa por falta de pago por parte del municipio generó una fuerte polémica dentro de la ciudad, donde no faltan acusaciones cruzadas entre los ediles y la intendenta Liliana Canut. Mientras algunos ediles acusan a la mandataria de no remitir fondos como una forma de extorsionar al Concejo, la misma mandataria aseguró que el municipio está "fundido", y consideró que ha sido "estigmatizada por su condición de mujer, radical e integrante del Frente Progresista", y hasta denunció una campaña para desestabilizarla y forzar su renuncia.

El Concejo de Beltrán resolvió permanecer abierto los martes, cuando se celebran las sesiones ordinarias, y los jueves, cuando se producen las reuniones de comisión. La decisión fue tomada la semana pasada y se aprobó por unanimidad y "por falta de fondos".

El argumento de esta medida es que en el cuerpo deliberativo "no se cobran los salarios desde junio del año pasado", tal cual lo hizo público el edil Daniel Ortiz. "El gobierno municipal dejó de enviar partidas completas y en el último tiempo enviaron algunos pagos que alcanzaban sólo para el salario de los empleados", le dijo el concejal al diario digital 11Noticias. "No hay fondos ni para comprar papel higiénico, ni dinero para abastecer los gastos fijos", abundó el edil, y espetó: "Los gastos que genera el gabinete del Poder Ejecutivo siguen el diagrama del presupuesto anual y la intendenta y sus secretarios continúan cobrando sus sueldos sin interrupción, lo que hace pensar que no hay motivos para no enviar fondos al Concejo. Esto es un avasallamiento de poderes".

Dura réplica. La respuesta de Canut no se hizo esperar. La intendenta salió a defenderse de las críticas, cuestionó la decisión de los ediles y consideró que ha sido "estigmatizada por su condición de mujer, radical e integrante del Frente Progresista", por parte de sus adversarios políticos.

"Me hubiese gustado que todo fuera diferente y que los ediles se hubieran acercado", lamentó Canut en un escrito que envió a LaCapital. "Las puertas del municipio están abiertas para todos. Hace varios meses denunciamos las medidas que los concejales opositores habían tomado, sobre todo cuando trabajamos en conjunto para organizar la nueva ordenanza tributaria. Nuestro secretario de Hacienda, Cristián Enrico, denunció que se estaba desfinanciando el municipio. Algo que finalmente ocurrió. No es novedad que se adeudan 60 millones de pesos y que, por tal motivo, solicitamos la aprobación de la emergencia económica. Los mismos ediles que la aprobaron después la anularon, lo que nos impide tener otra mirada ante la provincia cuando vamos a solicitar algo. Todos saben que la coparticipación de la provincia es cada vez menor, casi cero pesos, por los descuentos que vienen de Nación por la famosa deuda con el Enhosa", graficó la funcionaria sobre el delicado cuadro de situación económico y financiero del municipio de Beltrán.

Canut arremetió contra los ediles y funcionarios opositores. "A los concejales que dicen ser amigos del gobierno nacional les pregunto si alguna vez hicieron una intervención para gestionar fondos para nuestra ciudad. Acá viven 20 mil habitantes y estamos totalmente discriminados por el gobierno nacional. Yo le preguntaría al edil Mariano Cominelli, que es kirchnerista y militante de La Cámpora, ¿qué gestión hizo para que Enhosa dejara de cobrarnos una deuda de 18 años atrás, por 5 millones y medio de dólares, más todos los créditos en pesos que estamos pagando ahora? En Nación nos han cerrado siempre las puertas. Fuimos a Buenos Aires a solicitarle a (el secretario de Transporte, Alejandro) Ramos que nos envíe el sistema de barreras para el paso a nivel de ferrocarril. Aún estamos esperando una respuesta. A un municipio vecino como Puerto San Martín le llegaron entre 45 y 50 millones de pesos para cloacas y pavimento, mientras que a Fray Luis Beltrán le niegan unas simples barreras”, cuestionó.
  La mandataria denunció una campaña del cuerpo legislativo para desfinanciar el municipio. “Para legislar hay que tener ideas y presentar proyectos de ordenanzas. Y también controlar al Ejecutivo municipal, que sí han hecho desde que empezamos este gobierno. Permanentemente instalaron las dudas a través de los medios. Un trabajo que ha realizado el edil Ortiz. Sí recortaron el presupuesto y modificaron la tributaria, para que no podamos recaudar”, aseveró. Y hasta acusó al concejal Jorge Monasterolo de salir a los medios a decir que está trabajando para que ella “no llegue a fin de año y renuncie al cargo”.
  Además, fuentes del municipio denunciaron que el Concejo se aumentó las partidas en un 75 por ciento para el 2015, incluidas las dietas de los ediles, los sueldos del personal administrativo y político. Y cuestionaron la decisión de los concejales de no autorizar la mudanza del municipio a un nuevo edificio, algo que la Intendencia tiene previsto para este mismo año.
 


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario